23/11/2022 | 10:44         
REGION-PROVINCIA
Conmoción en Cañuelas: mató a balazos a su exmujer y a su hijastro, y se suicidó
El agresor, que vivía con la mujer hasta hace un par de meses, irrumpió en la vivienda a los tiros y provocó la tragedia. Además de los tres fallecidos, un hijo que tenían en común resultó gravemente herido y permanece internado.
Conmoción en Cañuelas: mató a balazos a su exmujer y a su hijastro, y se suicidó

La localidad de Cañuelas se halla sacudida por un doble asesinato -uno de ellos, un femicidio-, seguido de suicidio, ocurrido en horas de la noche de ayer martes. El agresor mató a tiros a una mujer, su expareja, y uno de los hijos de ella de un matrimonio anterior. También baleó a otro chico, hijo de ambos, que sobrevivió y está internado en grave estado. Luego, el hombre se disparó mortalmente.

Todo ocurrió cerca de las 21.45 del martes en de la casa de María Alejandra Giménez Díaz, en la calle Nazca al 381, en el barrio Primero de Mayo, de esa localidad del noreste bonaerense. Allí entró José Averio Naón, exmarido de Giménez Díaz, y por causas que la Policía intenta establecer baleó a la mujer y a los dos hijos que estaban con ella, Edgardo Emanuel Álvarez y José Naón Giménez, éste último fruto de la relación con el atacante.

La mujer y su hijo Edgardo fueron asesinados de varios disparos mientras que José, el hijo en común con Naón, resultó gravemente herido con un tiro en el pecho.

En tanto, luego de cometer los crímenes, Naon se suicidó de un disparo.

De acuerdo con el portal InfoCañuelas, la Policía llegó al lugar alertada por un llamado de los vecinos al 911. Al arribar los efectivos escapó del lugar un hombre en un Fiat Uno blanco, que habría oficiado de chofer o remis del agresor.

José Naón Giménez, de unos 20 años, fue trasladado en grave estado al Hospital Cuenca de Cañuelas donde recibió las primeras atenciones y se encuentra internado en grave estado.

Violencia familiar


Siempre de acuerdo a InfoCañuelas, Averio Naón era un militar retirado. Un par de meses atrás, a raíz de una situación de violencia familiar, María Alejandra Giménez Díaz se mudó a Cañuelas junto con sus dos hijos desde la casa de Virrey del Pino que compartía con el asesino.

La fiscal Normal Pippo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Cañuelas, ordenó las primeras medidas y caratuló al expediente como “homicidio doblemente agravado por el vínculo por violencia de género y tentativa de homicidio”. (DIB)