23/11/2021 | 07:52         
ARGENTINA-MUNDO
Familiares y vecinos de Lucas González se concentraron en la sede de los tribunales porteños para pedir Justicia
Decenas de personas se movilizaron desde Florencio Varela. Los padres del adolescente asesinado hablaron ante los presentes.
Familiares y vecinos de Lucas González se concentraron en la sede de los tribunales porteños para pedir Justicia

Familiares, amigos y vecinos de Lucas González, el adolescente de 17 años asesinado por tres policías de la Ciudad en Barracas, se movilizaron ayer por la tarde desde Florencio Varela hacia Capital Federal, para participar de una concentración frente a los Tribunales porteños, en reclamo de Justicia. El acto central comenzó a las 19, donde hablaron los padres del joven, el abogado Gregorio Dalbón, y familiares de los amigos que iban en el coche el día que los atacó la Policía.

Cintia López, la madre de Lucas, aseguró que “está muerta en vida”, que su hijo fue “acribillado”, que tenía como “arma, los botines rotos”, expresó que los policías “le tiraron a matar a los cuatro” adolescentes que iban en el auto y pidió “perpetua los tres” efectivos de la Policía de la Ciudad detenidos por el hecho.

Por su parte, Mario “Peka” González, papá del adolescente asesinado, agradeció esta tarde a quienes lo acompañan en la marcha frente a los Tribunales y dijo que su hijo le da “fuerzas” para seguir adelante, tras lo cual pidió “Justicia” y que no pide “venganza” para “esas personas”. Asimismo expresó: “¿Soy villero? Sí, soy villero. pero exijo Justicia para mi hijo Lucas González”.

También subió al escenario el adolescente que manejaba el auto en el que fue asesinado Lucas. “Gracias a todos los que vinieron. Mi amigo era bueno, era humilde, que se despertaba temprano todos los días. A mí no me lo devuelve nadie. Los que nos tenían que proteger le sacaron el sueño a mi amigo, que quería jugar en primera como todos nosotros”, dijo muy conmovido.

El padre de uno de los adolescentes que sobrevivieron al ataque fue el primero en subir al escenario. Pidió que no haya más casos de gatillo fácil y dijo que su hijo, al igual que su amigo asesinado, “salía todos los días a buscar su sueño”. “Basta de Lucas, empecemos a ser más gente, que piensen que nuestros hijos salen a buscar sus sueños”, dijo el hombre.

Alrededor de las 15, varios micros trasladaron a decenas de personas cercanas al joven futbolista hacia el Obelisco, desde donde marcharon a los tribunales, sobre la calle Talcahuano al 500, para sumarse a la manifestación central.

En esa sede judicial se presentaron por la mañana los agentes imputados en el asesinato: el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas.

Nievas y López reconocieron haber disparado contra el Volkswagen Suran en el que se movilizaba Lucas con sus amigos. (DIB)

¿Te gustó esta nota?