12/10/2021 | 12:17         
ARGENTINA-MUNDO
En una ceremonia en San Luis, la comunidad Huarpe Pynkanta bregó por el reconocimiento de derechos
Solicitaron el reconocimiento de los derechos establecidos en la Constitución Nacional "como una muestra de convivencia y respeto por los derechos indígenas".
En una ceremonia en San Luis, la comunidad Huarpe Pynkanta bregó por el reconocimiento de derechos

El Pueblo-Nación Huarpe Pynkanta de San Juan, Mendoza y San Luis, recordó el "último grito de libertad previo a la llegada del conquistador español" a las tierras de Aby Ayala, y solicitaron el reconocimiento de los derechos establecidos en la Constitución Nacional "como una muestra de convivencia y respeto por los derechos indígenas".

"Pedimos que este último grito de libertad traiga la reparación histórica de los 39 pueblos (originarios) que habitan el territorio nacional y que fueron la base preexistente de la Patria", aseveró el Omta Samay Pachay, Roque Gil Guanquinchay Guayama, jefe tradicional de los Huarpes Pynkanta, en diálogo con Télam.

En ese marco, bregó porque, "junto a la educación intercultural bilingüe", la cultura originaria "no se pierda" y renovó su reclamo para que "nuestros Pueblos no sean desplazados de los territorios que guardianan".

En ocasión de la celebración del Día del Respeto a la Diversidad Cultural, ayer tuvo lugar en la localidad de El Trapiche, ubicada a 40 kilómetros de la capital puntana, una ceremonia ancestral.

El jefe tradicional de los Huarpes Pynkanta destacó la importancia de esa fecha: "Es muy significativa para refundar nuestros derechos, y pedir la inclusión verdadera y la reparación histórica que esperamos, fuera de la imagen folclórica en la que la mayoría de los medios de comunicación nos ubican".

"Nuestra cultura es negada y vuelta a asesinar cada vez que nuestros hijas e hijos, en la escuelas, no pueden hablar su lengua ni aprender su cosmogonía y en su lugar se les enseña que somos un sujeto histórico del pasado ya desaparecido", remarcó.

El Omta destacó el esfuerzo por acompañar de la Secretaria de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Nación y de las organizaciones intermedias como el colectivo Monte Libre y la Feria Martín Grillo, que los recibió ayer para conmemorar la fecha.

"Trajimos nuestras plantas sagradas, nuestra comida, nuestra medicina y todo el conocimiento ancestral para ponerlo a disposición de quienes se interesan por la sabiduría de la naturaleza y su buen influjo sobre la salud física y espiritual de las personas", indicó y agregó "nuestra comida-medicina es simple y poderosa y a través de ella podemos alcanzar la buena salud".

"Este 2021 es un año más, en estos más de 529, que llevamos resistiendo, traspasando nuestra cultura de manera oral y viendo cómo nuestros hijos e hijas son aculturizados permanentemente porque lo que reconoce la Constitución Nacional no se cumple", señaló.

"Esperamos desde nuestro corazón, que sea este año el del cumplimiento y la reparación, porque tenemos mucho para decir y enseñar a nuestros hermanos blancos y solo pretendemos que nos permitan caminar juntos, con igualdad de derechos y en armonía para demostrarlo", indicó.

La ceremonia de ayer se realizó "junto al río El Trapiche, territorio de la comunidad Pynkanta Jofre, con la guardianatura del gualtá (cerro), de kajá (agua) y del animal protector de nuestro camino que acompaño y dirigió la ceremonia, la rana", detalló.

El Trapiche es una villa veraniega sanluiseña que convoca los fines de semana a turistas por su belleza natural, construida a la vera del rio que lleva su nombre.

¿Te gustó esta nota?