17/5/2021 | 18:57         
ARGENTINA-MUNDO
Piden reducir a 30 km/h la velocidad en las calles urbanas del mundo
En la Semana Mundial de Naciones Unidas para la Seguridad Vial, diversas entidades insistieron con ese reclamo "para salvar vidas".
Piden reducir a 30 km/h la velocidad en las calles urbanas del mundo

En el marco del lanzamiento de la sexta Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial, autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y referentes de diversas entidades de Argentina coincidieron en el llamado a reducir a 30 kilómetros por hora la velocidad en “las calles urbanas para salvar vidas”.

En un evento transmitido por el canal de YouTube de la OMS, Viviam Perrone, integrante de Madres del Dolor, dijo: “A todos aquellos que tienen el poder y la autoridad de cambiar esta realidad, por favor háganlo ahora. Mientras hablo, se pierde otra vida”.

“La velocidad mata. La alta velocidad incrementa la chance de terminar con la vida de alguien”, dijo Perrone, madre de Kevin Sedano, el adolescente que murió en 2002 a los 14 años tras ser atropellado por un conductor que iba al doble de la velocidad permitida.

Este año la Semana Mundial de Naciones Unidas para la Seguridad Vial, que se celebrará desde hoy y hasta el 23 de mayo, lleva el lema “Calles para la vida” y busca promover que el límite de 30 km/h (20 mph) sea la norma para las ciudades, pueblos y aldeas en todo el mundo.

“Cada año más de 1,3 millones de personas mueren en accidentes de tráfico, esto es 1% cada 24 segundos”, indicó Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud, en el inicio de la conferencia. “Necesitamos una nueva visión para crear ciudades seguras, saludables, verdes y habitables. Las calles de baja velocidad son una parte importante de esa visión”, agregó.

“La evidencia muestra que limitar la velocidad de conducción a 30 km/h reduce significativamente las muertes y lesiones causadas por el tránsito. También promueve estilos de vida más saludables a través de caminar y andar en bicicleta y disminuye la contaminación del aire y el ruido”, explicó.

También la ONG Corazones Azules Argentina adhirió al objetivo de la OMS de reducir la velocidad en calles. “Una menor velocidad reduce considerablemente las posibilidades de siniestralidad, pero si ocurre un siniestro hay un aumento importante en la posibilidad de sobrevivir al mismo”, dijo el presidente de la entidad, Pedro Perrotta.

Entonces explicó que “si un auto atropella a un peatón a 30 km/h la probabilidad de heridas mortales es del 10%, pero la probabilidad de fallecer crece hasta el 80% con un impacto a 50 km/h y llega casi al 100% a partir de los 60 km/h, de acuerdo a diferentes estudios realizados en el mundo tomados por la OMS”.

Y ejemplificó: “Si un niño cruza y el automóvil está a 13 metros de distancia con una velocidad de 30 km/h, el vehículo puede frenar antes de atropellarlo; pero si la velocidad del automóvil es de 40 km/h o más, el niño será atropellado y las posibilidades de que sobreviva son muy pocas”.

¿Te gustó esta nota?