17/10/2020 | 12:44         
ARGENTINA-MUNDO
Barrios porteños para descubrir a pie
La Ciudad de Buenos Aires ofrece renovados circuitos turísticos al aire libre para un escenario pospandemia.
Barrios porteños para descubrir a pie
Los bares, un clásico en la Ciudad de Buenos Aires. (Xinhua)

Los circuitos al aire libre se suman a las ya implementadas zonas peatonales transitorias y a las aperturas de espacios abiertos en locales gastronómicos, donde los comerciantes pueden ofrecer sus servicios con mesas en calles que han sido cortadas al tránsito vehicular.

La propuesta denominada “Turismo en Barrios”, tendrá en una primera instancia recorridos por Chacarita, Villa Crespo, Barracas, Colegiales y Belgrano. En total, serán 223 puntos, entre los que se destacan el cementerio de Chacarita, el Mercado de Pulgas del barrio de Colegiales y el Barrio Chino, con sus esculturas y murales en el barrio de Belgrano, entre otros atractivos.

Los trayectos tienen una distancia aproximada de 5 kilómetros, que podrán llevar entre una hora y hora y media caminando. Cada circuito invita a conocer las plazas, parques, rincones especiales del barrio, murales, clubes de barrio, edificios emblemáticos por su arquitectura y diseño, conocer su historia y mitos.

La historia de Santa Felicitas, edificios que marcaron una época y todo lo nuevo de la gastronomía está en Barracas, al sur de la Ciudad. Este barrio, que es una mezcla de tradición con modernidad y diseño, no solo invita a caminar por sus calles empedradas y sus puentes, sino también a observar sus construcciones, que nos hacen viajar al pasado. En medio de tragedias y misterios que permiten ahondar en su historia, hoy es un escenario elegido por cientos de artistas.

mercado de pulgas
El Mercado de Pulgas, para perderse con tiempo. (Turismo Buenos Aires)

Entre antiguos galpones y garajes dan lugar a galerías y espacios artísticos, Chacarita también se abre al turismo gracias a que se ha convertido en un polo gastronómico. Además, son muchos los que eligen darse una vuelta por el cementerio más grande de la Ciudad para perderse en su tranquilidad, apreciar sus joyas artísticas y visitar las tumbas de celebridades y personalidades, testigos de la vida cultural porteña.

El mítico Café San Bernardo, el tango, la pasión por el tango y el club Atlanta hacen de Villa Crespo un imperdible de Buenos Aires. Con sus calles arboladas y de casas bajas, el barrio mantiene una memoria activa y una defensa de su identidad que sigue viva gracias a sus vecinos y festivales.

A la hora de pasar por Colegiales, hay que elegir conocer el Mercado de Pulgas, el mural de Frida y la plaza Mafalda. Entre árboles frondosos, calles empedradas, casas coloniales y modernas, este barrio atrapa como pocos a los visitantes.

Belgrano, en tanto, tiene dos circuitos. El primero relacionado con clásicos como la iglesia “Redonda” y el Museo Larreta, que conviven en esta propuesta con murales y clubes de barrio. Entre torres, casas pintorescas y una gran avenida comercial muy activa, el barrio fue pueblo, ciudad y hasta capital federal, por un breve tiempo. El circuito del bajo Belgrano, en tanto, invita a recorrer el arte en sus calles, a conocer más sobre la cultura oriental, a sorprenderte con su arquitectura y a disfrutar de los grandes espacios verdes.

El dato

Los circuitos están planificados para realizarse en cualquier momento del día, ya que hay actividades por la mañana, tarde y/o noche, y contemplando alternativas para todos los segmentos, desde niños, jóvenes, familia y alternativas para la comunidad LGBTIQ+.

¿Te gustó esta nota?