4/8/2020 | 11:30         
DEPORTES
La vuelta a los entrenamientos comienza a definirse esta tarde entre el Gobierno y la AFA
En la reunión, que se realizará en la Casa Rosada a las 16 horas, se debatirá la aprobación de los protocolos sanitarios para el retorno a las prácticas.
La vuelta a los entrenamientos comienza a definirse esta tarde entre el Gobierno y la AFA
La reunión será este martes a las 16 horas en Casa Rosada. (Archivo)

El posible regreso de los entrenamientos en el fútbol en un corto plazo y tras cinco meses de parate a partir de la pandemia, comenzará a definirse esta tarde en Casa Rosada, en una cumbre de la que participarán las autoridades nacionales y el titular de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia y otros representantes.

En rigor, el encuentro, que se desarollará a partir de las 16, será encabezado por el ministro de Salud, Ginés González García; por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y por el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens. Mientras que la AFA estará representada por Tapia, el tesorero Pablo Tovviggino y el secretario general, cargo que desempeña el presidente de Racing, Víctor Blanco.

El eje central de la conversación será la aprobación de los protocolos sanitarios con los cuales se buscará avanzar en pos del retorno a las prácticas en el fútbol argentino y

“La intención de todos es que vuelvan las prácticas, pero hay que ser cautos. Tenemos que tomar los cuidados necesarios para avanzar cumpliendo con los protocolos y cualquier decisión que se tome debe hacerse con mucha responsabilidad”, adelantó el jefe de Gabinete del Ministerio de Salud nacional, Lisandro Bonelli.

Las especulaciones de los últimos días fijaron el lunes 10 de agosto como el retorno a los entrenamientos de los cinco equipos que retomarán su participación en la Copa Libertadores desde el 17 de septiembre (Boca, River, Racing, Defensa y Justicia y Tigre), pero cuando esos clubes deban viajar al exterior no tendrían la posibilidad de aislarse durante 14 días cuando regresen a la Argentina, algo que el protocolo mencionado exige.

Otros ítems de esos protocolos consisten, en el caso de los elevados por los 24 clubes de primera división y aprobados por la Comisión Médica de AFA, en realizar un primer tests 72 horas antes de comenzar la primera jornada de entrenamientos.

Y después, en ese primer día de prácticas, tal como lo estableció la Comisión Médica de AFA, se realizará el segundo test, que se repetirá semanalmente a cada plantel y que alcanzará a un promedio de 60 personas entre futbolistas, cuerpos técnicos y auxiliares. Si un jugador da positivo, no podrá realizar ninguna actividad futbolística y deberá seguir las recomendaciones sanitarias del Ministerio de Salud.

Por esas razones la reunión de esta tarde será clave para el eventual regreso a las prácticas durante la semana próxima.

El protocolo, elaborado por la AFA junto a su Comité Médico, se centra en tres grandes ejes: “Higiene y distanciamiento en los entrenamientos”, “Testeos y seguimiento” y “Precauciones en los desplazamientos y las instalaciones”.

En el primer ítem, por caso, recomienda que no haya más de seis futbolistas o árbitros durante una sesión de entrenamiento en la misma cancha, que ellos sean los únicos exceptuados en el uso del tapaboca en el área de práctica, evitar ofrecer refrigerios a los participantes y que cada futbolista lleve su propia hidratación; además de las recomendaciones inherentes a toda la población (lavado de manos, distanciamiento social, desinfección).

Aunque no está indicado en el protocolo, el presupuesto mensual para realizar los testeos a todos los integrantes de un plantel profesional (jugadores, cuerpo técnico y médico, auxiliares, etc.) oscila los 750.000 pesos. Desde AFA ya adelantaron que respaldarán económicamente a las instituciones para poder cumplir con los requisitos para volver a los entrenamientos. A su vez, la Conmebol anunció la distribución de un fondo de 6 millones de dólares para las 10 asociaciones, de los cuales 2 millones están destinados a gastos de laboratorio, mientras el resto podrá ser invertido de acuerdo a las necesidades de cada entidad. (DIB)

¿Te gustó esta nota?