27/6/2020 | 10:51         
LOCAL
En Rojas también hubo "banderazo nacional por la propiedad privada" de Vicentín
Organizaron las entidades y productores autoconvocados. La consigna quedó restringida a este tema, a diferencia de lo sucedido en otras ciudades. ¿Qué va a pasar con la cerealera?
En Rojas también hubo "banderazo nacional por la propiedad privada" de Vicentín

Entidades del agro y productores autoconvocados participaron el domingo de la marcha realizada en Rojas en concordancia con el "banderazo nacional" que, a pesar de tener múltiples consignas, se encolumnó principalmente detrás del rechazo a la posible expropiación de la empresa Vicentin.

El reclamo efectuado por las filiales locales de Federación Agraria, Sociedad Rural y las cooperativas agropecuarias, no obstante, no estuvo centrado exclusivamente en "la defensa de Vicentin" sino en la de "la propiedad privada", según señalaron algunos de los dirigentes que participaron.

La concentración de vehículos fue en la rotonda, desde donde marchó la caravana por ruta 188, luego por avenida Helguera, y finalmente en el centro de la ciudad por avenida 25 de Mayo.

La consigna que alumbró el camino, "Hoy es Vicentín; mañana podés ser vos", sonó un poco forzada. Pero bajo ese "slogan" se realizó la movilización en Rojas.

Pese a lo "forzado" de la consigna, hay que reconocer el alto grado de coherecia de las entidades rojenses que lanzaron la convocatoria; por lo menos si se lo compara con lo sucedido en lugares donde la manifestación fue multidinaria, como en algunas ciudades de la provincia de Santa Fe, en la CABA y en Avellaneda (donde la empresa intervenida tiene su sede central). Allí confluyeron defensores de la propiedad privada junto a los activistas anticuarentena, los antivacunas, y hasta personajes "sueltos" con banderas contra la pedofilia (con foto del papa), el "nuevo orden mundial", la inflación, la corrupción, el sionismo, el progresismo, el liberalismo y la masonería.

¿QUÉ VA A PASAR CON VICENTÍN?

Siguen al rojo vivo las negociaciones en torno del futuro de Vicentín, pero todo apunta a que finalmente habrá una intevención judicial que derivará en la conformación de una empresa público–privada, integrada por el Estado (posiblemente a través de YPF), productores agropecuarios y sus cooperativas.

Analizando "grosso modo" los pasos que fueron dándose en torno de la cuestión, la hipótesis esbozada más arriba parece ser la más probable. Dichos pasos fueron:

–El presidente Alberto Fernández firmó un decreto de intervención y nombró a dos interventores.

–Luego, Fernández anunció el envío al Congreso de un proyecto de ley de expropiación.

–El gobernador santafesino Omar Perotti propuso al presidente una solución alternativa: la intervención judicial, el nombramiento de tres interventores (uno más que los actuales, nombrado por la provincia de Santa Fe) y la conversión de la cerealera en una empresa público–privada. Los tres interventores judiciales serían Gabriel Delgado y Luciano Zarich –las personas que había designado el Poder Ejecutivo Nacional en el decreto de necesidad y urgencia 522/20– y Alejandro Bento, propuesto por el gobierno de Santa Fe (Perotti).

–El juez de Reconquista, Fabián Lorenzini, emitió una medida cautelar: descartó el planteo de inconstitucionalidad, repuso en sus funciones al directorio de Vicentín, y permitió la continuidad de los interventores, aunque convertidos en "veedores".

–El gobernador Perotti aseguró que Lorenzini "no se opondrá a la intervención judicial".

Si bien esto no es más que una opinión, permítasenos utilizar el "olfato periodístico" y predecir que todo lo nombrado fue una "jugada" del gobernador Perotti para lograr que la provincia de Santa Fe participara del proceso; algo que, por el momento, pareciera tener éxito. El presidente Alberto Fernández realizó algunas declaraciones recientes, señalando que "el Estado se va a hacer cargo, por expropiación, por intervención judicial o por la vía que sea", y que "los Vicentín se van a ir de la empresa; no hay marcha atrás".

Por lo que la justicia supone que fue un desfalco de Vicentín al Banco Nación, de 18.500 millones de pesos, además del directorio también está procesado, desde febrero, el ex titular de esa entidad financiera, Javier González Fraga.

¿Te gustó esta nota?