6/6/2020 | 18:02         
TURISMO
Puan, la ciudad de las casas bajas y los templos elevados
La localidad nació como una guarnición de la Campaña al Desierto el 5 de junio de 1876. Hoy atrae a viajeros deslumbrados por su arquitectura, sus paisajes y su historia antigua.
Puan, la ciudad de las casas bajas y los templos elevados

Al sudoeste bonaerense, contra el límite de La Pampa y cerca de Bahía Blanca, se descuelga la preciosa ciudad de Puan. Ubicada en el extremo oeste de sistema de las sierras de Ventania, es una localidad de casas bajas, colinas verdes, una laguna con una isla misteriosa y una impronta religiosa fuerte que coronan dos templos en los cerros más altos del poblado.

La localidad, como tantas al sur del Salado, nació durante la Campaña al Desierto. En su origen fue un poblado castrense, destinado para la instalación de las tropas que hacia 1875 avanzaban sobre los territorios de los indios pampas. El 5 de junio de 1876 el coronel Salvador Maldonado fundó Puan como guarnición militar y donde hoy está la plaza Adolfo Alsina se levantaba la comandancia.

Por lo pronto, el nombre Puan (sin tilde) es un misterio para los expertos, que dan varias acepciones. En el hall del Palacio Municipal hay una placa donde se indica que Puan significa “los fantasmas”, de las voces mapuches “Pu”, que indica pluralidad, y “am” algo así como “alma de los muertos” .Otros estudiosos se inclinaron por “dos vigilantes”, en referencia a los cerros que enmarcan la ciudad. Y otras versiones se vuelcan por “Epu Antu”, es decir, “dos soles”, en base al reflejo del astro rey en la laguna de Puan.

De aquellos años originales hay varios rastros. En 1968, cuando una motoniveladora municipal trabajaba sobre un terreno en el que se iban a construir viviendas, se descubrieron restos óseos y se logró identificar un cementerio militar en la zona de la laguna. El lugar fue declarado sitio histórico y allí se erigió el “monumento al soldado desconocido de la Campaña del Desierto”.

Historia y paisajes

La pequeña ciudad (tiene menos de 5 mil habitantes) presenta un paisaje de arquitectura mixta en que se nota la mano de los inmigrantes. Así, se destaca la plaza Iturria, construida por el Centro Vasco. Al lado del Palacio Municipal se halla la plaza de los Inmigrantes, dedicada a los pioneros. Se destaca además el Museo Ignacio Balvidares, donde se aprecian elementos de la Campaña al Desierto. En tanto, detrás de los cerros corre el Camino de los Fortines, que sigue la traza de la Zanja de Alsina.

Palacio Municipal de Puan, inaugurado en 1938. (Walter E. Kurtz)"

Para los estudiosos de la arquitectura, hay otro detalle muy interesante en la ciudad. Durante muchos años se pensó que el edificio municipal, inaugurado el 30 de abril de 1938, era obra del ingeniero arquitecto Francisco Salamone, ya que está construida en el estilo “art decó de las pampas” tan característico. Pero ahora se sabe que no es así, y que en realidad fue diseñada por el ingeniero César González Fernández.

Otros puntos destacados son el Teatro Hispano de Puan, la biblioteca Bernardino Rivadavia, la iglesia de la Inmaculada Concepción, el balneario en la laguna y el autódromo Los Cerros.

Atardecer en la laguna de Puan. (Dirección de Turismo)"

Párrafo aparte merece el mirador del templo Millenium, una construcción circular que se alza en el pico más alto de la ciudad: el Cerro de la Paz (306 metros sobre el nivel del mar). En tanto, el Monasterio de Santa Clara, una gran construcción de techos a dos aguas, ladrillos a la vista y patio amplio, es también un sitio de atracción para el turismo religioso.

El gran crucifijo en el interior del templo Millenium. (Dirección de Turismo)"

Mientras que la laguna tiene otro atractivo además del balneario: En una isla se encuentran las ruinas de piedra de lo que fuera la casa de Rómulo Franco, el primer intendente del distrito, electo allá por 1890. Y también se hallaron restos de pobladores de la región de más de 3 mil años de antigüedad, que se exhiben en el Museo Balvidares.

La isla en la laguna de Puan. (Dirección de Turismo)"

Deportes náuticos, naturaleza, historia y misterio se juntan en Puan, una ciudad para no perderse en el sur de la provincia de Buenos Aires. (DIB)

¿Te gustó esta nota?