23/1/2020 | 10:55         
REGION-PROVINCIA
Escenarios: cuál sería el impacto de un default bonaerense y qué pasa si se acuerda
Con la negociación con los bonistas en suspenso, la provincia tiene ante sí dos escenarios muy diferentes en materia de deuda: si finalmente esquiva el default, tendrá un alivio fiscal importante, pero si no lo logra, se expone a una "aceleración" de los plazos de pago de todas sus acreencias bajo ley extranjera, unos USD 7 mil millones.
Escenarios: cuál sería el impacto de un default bonaerense y qué pasa si se acuerda

(DIB).- Con la negociación con los bonistas en suspenso, la provincia tiene ante sí dos escenarios muy diferentes en materia de deuda: si finalmente esquiva el default, tendrá un alivio fiscal importante, pero si no lo logra, se expone a una "aceleración" de los plazos de pago de todas sus acreencias bajo ley extranjera, unos USD 7 mil millones.


El primer efecto de alcanzar un acuerdo pasaría por el horizonte fiscal: la provincia tendría más margen para hacer frente a las exigentes demandas de la gestión, en un período en el cual se suman complejidades, como los aumentos salariales a sus empleados, que ya están comprometidos.

Además, descargaría en Nación el peso de la negociación más compleja, porque los papales de la provincia quedarían atados al destino de esas conversaciones. Ojo: en mayo la provincia tiene el segundo vencimiento importante del año: USD 110 millones de un bono PAR. Por eso, aunque ahora haya postergación, si en ese momento no hay acuerdo, deberá pagar USD 360, una meta incluso más exigente que la que hoy no puede alcanzar.

Pero si hay default ahora, se abren escenarios más complejos. El primero es el litigio judicial, que se haría en tribunales de Nueva York, porque el bono que vence está atado a legislación extranjera. El segundo, no menos complejo, es la aceleración de la deuda. Esto es: los bonistas podrían exigir el total del bono PAR 21, que es de USD750 millones, aunque aún no haya vencido.

Es más: a ese mismo recurso podría apelar el total de los tenedores de la deuda bonaerense nominada en moneda extranjera, que alcanza unos USD 7 mil millones.

En el gobierno explican que no es un mecanismo automático: debe intervenir el Banco de Nueva York (BONY por sus siglas en inglés), que además cumpla una serie de requisitos.