28/11/2019 | 11:47         
REGION-PROVINCIA
Amenaza de huelga de hambre en las cárceles bonaerenses: “Están a papas hace 2 semanas”
Las unidades penitenciarias de la provincia de Buenos Aires se encuentran en un momento tenso debido a la falta de alimentos.
Amenaza de huelga de hambre en las cárceles bonaerenses: “Están a papas hace 2 semanas”

Según publicó el portal provincial INFOCIELO, el cierre de la administración de María Eugenia Vidal podría terminar con una huelga de hambre sin precedentes en las cárceles de la Provincia. El malestar, que incluso llega a los integrantes del Servicio Penitenciario bonaerense que pagan por “un refuerzo” de la alimentación en cárceles, crece sin pausa frente a la falta de provisión de alimentos en las unidades penitenciarias bonaerenses.

Según publicó INFOCIELO, los proveedores literalmente abandonaron la provisión de alimentos en las últimas dos semanas, por lo que los privados de la libertad están “a papa y fideos” –y salteado -pero sin ningún complemento cárnico, habitual en las dietas carcelarias.

El malestar empezó a correr como rumor en las últimas horas, y podría desencadenar en una “huelga de hambre” particularmente en las cárceles más pobladas de la Provincia.

El virtual abandono de la responsabilidad del Estado por garantizar la alimentación de la población podría explotar particularmente en las cárceles más pobladas, como la Unidad 30 de Máxima Seguridad ubicada en General Alvear, en el centro de la Provincia, aunque las versiones en las últimas horas daban cuenta de una medida “en cadena” que podrían replicar otros penales de persistir la situación actual.

La situación se replica en la U9 de La Plata. Familiares de detenidos en esa unidad le contaron a este portal que "es inminente" una huelga de hambre. La medida de fuerza podría concretarse el próximo 3 de diciembre.

El proceso de desmantelamiento empezó a sentirse después de las elecciones generales, aunque, según pudo confirmar INFOCIELO, se profundizó en las últimas dos semanas con la desaparición de los proveedores que habitualmente llevaban provisión de carnes –roja y de pollo- y verduras, dejando las cocinas literalmente vacías de provisión.