24/11/2019 | 15:21         
DEPORTES
Argentina visitará a Colombia para tratar llegar a las finales de la Copa Davis 2020
El equipo argentino visitará a Colombia en la fase clasificatoria de la Copa Davis 2020, con el objetivo de llegar a las finales de la competencia sin invitación, como ocurrió esta temporada, donde fue eliminado en cuartos de final por el local España.
Argentina visitará a Colombia para tratar llegar a las finales de la Copa Davis 2020

(NA) -- El equipo argentino visitará a Colombia en la fase clasificatoria de la Copa Davis 2020, con el objetivo de llegar a las finales de la competencia sin invitación, como ocurrió esta temporada, donde fue eliminado en cuartos de final por el local España.

Según determinó el sorteo realizado hoy en Madrid, Argentina protagonizará el único cruce latinoamericano de esta primera serie, que se disputará el primer fin de semana de marzo, luego de la gira que incluye el challenger de Punta del Este, los ATP 250 de Córdoba y Buenos Aires, el 500 de Río de Janeiro y el de Santiago de Chile.

Es que el resto tendrá que viajar mucho más para disputar las eliminatorias: Brasil a Australia, Ecuador a Japón, Uruguay a Austria y Chile a Suecia.

Existe un antecedente cercano entre los capitaneados por Gastón Gaudio y colombianos, ya que fue en septiembre de 2018, en San Juan, la albiceleste venció 4-0 en el repechaje de permanencia en el Grupo Mundial.

En el estadio "Aldo Cantoni", en aquel momento todavía con el formato anterior de competencia, Diego Schwartzman y Guido Pella vencieron en los single del viernes a Santiago Giraldo y Daniel Galán, mientras que el sábado la dupla de Horacio Zeballos y Máximo González sentenció la serie al superar en cinco sets a Alejandro Gómez y Cristian Rodríguez.

Ya el domingo y solo para cumplir, Zeballos derrotó en dos sets corridos a Nicolás Mejía, mientras que el quinto punto no se disputó.

Cada eliminatoria de marzo será al mejor de cinco puntos, con partidos al mejor de tres sets, divididos en dos singles el primer día y otros dos y un doble el segundo.

Los 12 ganadores de estas eliminatorias se clasifican directamente para las Finales, que de nuevo se disputarán el próximo año en la Caja Mágica en Madrid, junto con los seis equipos que ya tienen plaza, Serbia y Francia, que han recibido invitaciones especiales, y los cuatro que han alcanzado las semifinales este año: Rusia, Canadá, Gran Bretaña y España.

El sorteo se realizó en la Caja Mágica, con presencia del presidente de la Federación Internacional de Tenis, el estadounidense David Haggerty, y del australiano Mark Woodforde, miembro del comité de Directores de la FIT.

Para el Banco Central sigue sonando el nombre de Miguel Pesce, quien era segundo de Redrado cuando se produjo el ´affaire´ de usar las reservas para pagar deuda externa, y para la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

Alberto espera contar con reservas de libre disponibilidad por poco más de US$ 11.000 millones cuando asuma.

Es menos de los vencimientos en divisa norteamericana previstos hasta junio próximo, que rondan los US$ 13.000 millones.

Está confirmado que en el primer semestre de 2020 vencerán, además, $ 900.000 millones -sobre un total de US$ 1,2 billones en el año-, pero parte de los mismos está en manos de organismos como la ANSeS, por lo que son refinanciables.

El objetivo de Alberto Fernández parece claro: patear la pelota para adelante para tener algún margen de maniobra que permita inyectar oxígeno en una economía paralizada.

Aunque equivalga a tragar aceite de ricino, el futuro presidente sabe que deberá, más temprano que tarde, presentar su plan no sólo ante la sociedad, sino especialmente ante el FMI, y demostrar que es sustentable.

Mauricio Macri le deja una pesada herencia no sólo en materia social, sino también financiera.

Sólo al Fondo ya le adeudan US$ 46.000 millones, y es incierto si el organismo destrabará en algún momento los US$ 10.300 millones restantes.

Ante un escenario de contracción económica a mediano plazo, los primeros pasos del nuevo Gobierno apuntarían a atender las expectativas de los sectores más postergados.

El Plan contra el Hambre aportaría unos $ 40.000 millones al consumo, siempre y cuando la inflación se mantenga bajo control, es decir, que el dólar continúe en torno de los $ 62.

Alberto le pediría, además, un esfuerzo a ramas del sector privado que estarían en condiciones de adelantar un bono de fin de año que podría volcar otros $ 30.000 millones al consumo.

Las bases del programa incluirán mantener estos niveles de control de cambios, y sellar un convenio de precios y salarios.

Ahí jugarán un rol clave cámaras empresariales como la UIA y la Construcción, y sindicatos de peso de la CGT.

Todos ya le habrían dado el visto bueno al futuro presidente, que deberá trabajar rápido para tratar de atender expectativas económicas que van en aumento a medida que se acerca el 10 de diciembre.