9/9/2019 | 11:34         
ARGENTINA-MUNDO
Historia de la fiebre verde: argentinos y dólar, un matrimonio conflictivo
Cuando Juan Román Riquelme negociaba su regreso a Boca Juniors, durante el segundo gobierno de Cristina Fernández, su representante pidió que el contrato se calculara en base al dólar "blue", porque no confiaba en la cotización oficial. En esos días de 2014, se habló de un "dólar Riquelme".
Historia de la fiebre verde: argentinos y dólar, un matrimonio conflictivo

(Por Daniela Gian, de la redacción de DIB).- Cuando Juan Román Riquelme negociaba su regreso a Boca Juniors, durante el segundo gobierno de Cristina Fernández, su representante pidió que el contrato se calculara en base al dólar "blue", porque no confiaba en la cotización oficial. En esos días de 2014, se habló de un "dólar Riquelme".

El momento, que muestra una de las características de la relación de los argentinos con la divisa norteamericana, es uno de los ejemplos que utilizan Mariana Luzzi y Ariel Wilkis en "El dólar. Historia de una moneda argentina" (1930-2019). El libro, recientemente publicado por Crítica, les llevó cuatro años de trabajo.

Durante ese tiempo, realizaron 120 entrevistas a periodistas económicos de distintas épocas y otros actores vinculados a ese sector, revisaron archivos de prensa desde la década del "30 a la actualidad, y piezas de música, teatro, literatura y cine donde aparecían referencias al dólar. Algunas eran conocidas, como la película "Plata duce" (1982). Otras, sorprendieron a los autores. Como la secuencia de obras de teatro de revista en el Maipo porteño de las décadas del ?30 y ?50.

Ahora, en momentos en que sobrevuela el fantasma del "corralito" y vuelve el cepo (como cuando Wilkis y Luzzi comenzaron a investigar), los investigadores del Conicet y docentes universitarios señalan los momentos históricos que determinaron la relación pendular de los argentinos con el dólar. Dentro de esas referencias se encuentran el Rodrigazo (1975), las políticas del último Gobierno militar, la década del ?80 con sus picos de inflación y la convertibilidad de los ?90.

En esos años de gobierno menemista, según Wilkis, "hubo un retroceso del dólar en la tensión pública" por efecto de la estabilidad. Ligado a ese efecto, el dólar atravesó un proceso de institucionalización, con bancos que reconocieron la equivalencia entre el peso y el dólar. Luego, con la crisis de 2001, "por primera vez, sectores sociales organizadores le reclamaron al Estado la devolución de los dólares que el mismo Estado había reconocido que eran equivalente a los pesos", y el dólar volvió al debate público.

Durante gran parte de la era K, el billete verde pasó a un segundo plano y recién para 2011, tras los controles cambiarios del segundo mandato de CFK, volvió a hacerse notar. En ese momento, explica el autor a DIB, su retorno se dio en un marco muy específico: "La batalla cultural contra la dolarización de la sociedad argentina".

¿Pero dónde comienza la relación con el dólar?

Nuestro análisis empieza en el año 1931, que es cuando comienzan los controles cambiarios en Argentina. Son controles que no se aplican sólo en Argentina, sino en otros países del mundo como una política intervencionista de los Estados para poder enfrentar las consecuencias de la crisis del ?30. En esa época, durante las décadas del ?30 y ?40, el dólar no es una moneda especial en relación a otras, como la Libra, sino que conviven. Y el interés público sobre el mercado cambiario es básicamente de las élites económicas, aquellos grupos vinculados al comercio exterior. A partir de los años ?50 y ?60, el dólar se convierte en una moneda diferenciada y dominante en relación a otras monedas extranjeras, y empieza un interés que se vuelve familiar para otros sectores sociales.

¿A qué se debe?

A fines de los ?50 y durante la década de los ?60 hay un periodo de inestabilidad, hay un gran cantidad de devaluaciones y ese contexto va instalando un conocimiento sobre el mercado cambiario.

¿Es sano para un país tener una dependencia de una moneda que no es la propia?

No es sano porque eso le resta capacidad de acción y autonomía para conducir el desarrollo del país al Estado.

¿Hubo algún Gobierno que haya hecho un intento mayor por dejarlo de lado?

Casi todos los gobiernos tuvieron la utopía de desdolarizar. Gobiernos militares, democráticos, peronistas, antiperonistas, pero muy pocos lograron reducir esa dolarización. En el primer kirchnerismo estaba en un lugar de poca atención. El macrismo, en cambio, tuvo como promesa electoral fundamental el respeto a la posesión de dólares y la participación en el mercado cambiario como un derecho fundamental. Ese pacto con parte de la sociedad se rompió hace una semana cuando el Gobierno restable el control cambiario.