5/3/2019 | 10:41         
REGION-PROVINCIA
Seis cooperativas eléctricas bonaerenses, en la mira por una deuda millonaria
Seis cooperativas eléctricas del interior bonaerense mantienen deudas millonarias con Cammesa, la distribuidora nacional, y una de ellas corre el riesgo de que en los próximos días se le reduzca la cuota de energía que se le entrega para abastecer a su distrito.
Seis cooperativas eléctricas bonaerenses, en la mira por una deuda millonaria

(DIB).- Seis cooperativas eléctricas del interior bonaerense mantienen deudas millonarias con Cammesa, la distribuidora nacional, y una de ellas corre el riesgo de que en los próximos días se le reduzca la cuota de energía que se le entrega para abastecer a su distrito.


Según informó hoy el diario La Nación, las distintas empresas y cooperativas eléctricas del país deben a Cammesa casi $ 19 mil millones. En la provincia de Buenos Aires aparecen apuntadas seis cooperativas, con una deuda total de $ 614,5 millones.

Más de un tercio de las acreencias corresponden a la Cooperativa Eléctrica, de Crédito y Vivienda y Otros Servicios (Cevige) de Villa Gesell, que presta el servicio en esa localidad costera y en Mar de las Pampas, Las Gaviotas y Mar Azul.

Según los datos de la compañía, Cevige adeuda $ 273 millones, por lo que a fines de febrero el gerente general de Cammesa, Mario Cairella, avisó al secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, que procederá a aplicar los cortes previstos en la resolución 124/2002, que consisten en la reducción del 10% del suministro eléctrico para las distribuidoras morosas.

Esta situación, si bien no implica el corte total del servicio, generará grandes complicaciones, ya que la cooperativa deberá tomar medidas (como la reducción del alumbrado público) para no afectar el consumo domiciliario. Según Cammesa, la deuda de Cevige equivale a 13 meses de ventas, por lo que se le otorgó la etiqueta de "moroso crónico".


A raíz de esta situación, en los últimos días la Justicia federal embargó a la cooperativa por $ 180 millones y le congeló el 30% de los fondos que hay en las cuentas de la prestadora en el Bapro.

Otras cooperativas que mantienen deuda con Cammesa son la de Zárate, con $ 167,9 millones; la Usina Popular cooperativa "Sebastián De María", de Necochea, con $ 66,7 millones; la cooperativa de Obras y Servicios Públicos y Servicios Sociales de Tres Arroyos (Celta), con $ 53,3 millones; Coopelectric, de Olavarría, con $ 40,8 millones; y la Cooperativa Eléctrica de Azul, con $ 12,8 millones. Ninguna de ellas cuenta con pedidos de corte, según se informó.


En el sector responsabilizan al Gobierno por esta situación. Nicolás Ambrosius, presidente de Celta, señaló a DIB que "las deudas se originan porque la Nación aplica aumentos en las tarifas y la Provincia tarda en convalidarlos, entonces pagamos mucho más cara la energía y no podemos trasladar los costos a los usuarios".

En ese marco, señaló que con la polémica medida tomada en febrero por el Gobierno, que habilitó una actualización por inflación de una parte de la tarifa eléctrica bonaerense, "recién vamos a recuperar esa deuda en el tiempo. Por eso se generan los desfasajes".

Por otro lado, Ambrosius señaló que "se producen grandes injusticias: en una oportunidad a Edenor y Edesur el Gobierno les perdonó $ 3.000 millones y a nosotros nos sacan en el diario". Por último, aclaró que en el caso de Celta "ya regularizamos la situación con Cammesa, a través de un plan de pagos.

Otros casos en el país

Cammesa es la única empresa mayorista de electricidad del país. Está integrada por varios actores del sector eléctrico, pero es conducida por el Gobierno, que por lo general cubre las deudas con déficit, y se hace cargo de los subsidios para a su vez pagarle el suministro a las centrales generadoras.

En los últimos meses, embarcados en la orden del Gobierno de erradicar el déficit fiscal, la empresa comenzó a "apretar" a las distribuidoras para que reduzcan su deuda, o al menos arreglen un plan de pagos.

El caso más extremo es el de Secheep, la empresa distribuidora de energía de Chaco, que es controlada por el gobierno provincial y mantiene una deuda de $ 4.722 millones con Cammesa, por lo que también podría sufrir en los próximos días una disminución de su cuota de electricidad.

En total, las distribuidoras deben $ 36.500 millones, aunque de ese total la mitad ya se encuentra renegociada.