13/5/2019 | 10:19         
ARGENTINA-MUNDO
Schiaretti arrasó, cargó contra la grieta y se distanció de Macri y Cristina
El gobernador peronista de Córdoba, Juan Schiaretti, logró la reelección con un amplio triunfo en las elecciones provinciales, donde casi doblaba en votos a sus dos principales opositores, los radicales Mario Negri y Ramón Mestre, mientras el diputado Martín Llaryora ganó en la ciudad capital y logró que el justicialismo vuelva a administrar el municipio después de una extensa seguidilla de jefes comunales radicales.
Schiaretti arrasó, cargó contra la grieta y se distanció de Macri y Cristina

(DIB).- El gobernador peronista de Córdoba, Juan Schiaretti, logró la reelección con un amplio triunfo en las elecciones provinciales, donde casi doblaba en votos a sus dos principales opositores, los radicales Mario Negri y Ramón Mestre, mientras el diputado Martín Llaryora ganó en la ciudad capital y logró que el justicialismo vuelva a administrar el municipio después de una extensa seguidilla de jefes comunales radicales.


Schiaretti derrotó con amplitud a Negri y Mestre, aprovechando la ruptura de Cambiemos en la provincia, panorama que se repitió a nivel comunal, especialmente en la ciudad de Córdoba.

Computado casi el 99% de los votos emitidos -sobre un padrón de casi tres millones de electores habilitados votó el 72%-, Schiaretti consiguió 53,97%, mientras Negri (Córdoba Cambia), quien tenía el apoyo del Gobierno nacional, llegaba al 17,78, y tercero quedaba el hasta ahora intendente de Córdoba, Ramón Mestre (h) (UCR), con 10,94%.

Cuando subió al escenario a celebrar el triunfo del peronismo, el mandatario provincial evitó proyectar el resultado a la disputa nacional, pero envió mensajes a Macri y a Fernández de Kirchner. "No queremos la grieta, que tanto daño le hace a la Argentina", expresó.

A la vez, elogió la "moderación", la libertad de prensa y la división de poderes, y defendió la necesidad de tener un "peronismo republicano", un mensaje diferenciador frente a las propuestas lanzadas desde el kirchnerismo para reformar la Constitución y el Poder Judicial.

Desde el escenario de los festejos, el gobernador recordó a su amigo y exsocio político José Manuel de la Sota, quien murió en septiembre pasado. "Seguiremos gobernando con nuestro modelo, que establece que primero hay que tener equilibrio fiscal. Si los gobiernos no tienen equilibrio fiscal, las sociedades entran en dificultades".

Este triunfo electoral obtenido es la "mayor diferencia de la historia desde la vuelta de la democracia", resaltó y agregó que "por primera vez desde 1973 que se elige a un dirigente peronista como intendente de la ciudad de Córdoba", aunque en rigor en el período 1999-2003 el jefe comunal fue el menemista ex secretario de Comunicaciones Germán Kammerath, quien encabezó una coalición liderada por el Justicialismo.

La ventaja electoral "no implicará caer en arbitrariedad. No nos hará creer que nos dieron la suma del poder público. Vamos a ser plurales como siempre fuimos, porque los cordobeses podemos seguir pensar distinto". En otro de los párrafos de su discurso reafirmó las garantías para la libertad de prensa y la división de poderes, además de seguir un modelo de gestión de gobierno con equilibrio fiscal y justicia social.

Cuando se llevaba escrutada menos de la mitad de los votos, Negri y Mestre reconocieron el triunfo de Schiaretti. Negri expresó por Twitter su "reconocimiento a @JSchiaretti porque los cordobeses le han dado hoy su respaldo. Aún con mis diferencias, no voy a desconocer el mensaje de las urnas". "Seguiremos trabajando por una provincia más segura, más justa y defendiendo la calidad institucional", resaltó el legislador.

Y Mestre manifestó sus "felicitaciones a los ganadores de esta elección en la provincia de Córdoba @JSchiaretti y @ManuelCalvoCba", al tiempo que dio un "gracias enorme" a "las candidatas y candidatos que nos representaron en cada una de las listas provinciales y municipales".