3/5/2019 | 07:43         
LOCAL
¿Cómo será la nueva sala de Neonatología?
En los últimos días tomó impulso la noticia sobre la inminente puesta en marcha de la sala de Neonatología en el hospital Unzué, tras la auditoria realizada por funcionarios del Ministerio de Salud de la provincia, luego de que quedara completada la instalación del equipamiento adquirido por el municipio mediante un leasing del Banco Provincia.
¿Cómo será la nueva sala de Neonatología?

En los últimos días tomó impulso la noticia sobre la inminente puesta en marcha de la sala de Neonatología en el hospital Unzué, tras la auditoria realizada por funcionarios del Ministerio de Salud de la provincia, luego de que quedara completada la instalación del equipamiento adquirido por el municipio mediante un leasing del Banco Provincia.

La inversión realizada por Rojas para la concreción de este servicio asciende a casi siete millones de pesos: seis millones aportados por el municipio, y casi un millón por la Asociación Cooperadora del nosocomio.

Esta sala no sólo brindará un inestimable servicio a pacientes de toda la región, sino que, además, recategorizará a nuestro hospital y, en consecuencia, también aumentará el monto de la coparticipación que envía a Rojas el gobierno provincial.

La jefa del servicio será la doctora Analía Guilera, quien informó que la sala contará con cuatro incubadoras de última generación, un módulo de servo-humedad, dos servocunas, dos respiradores microprocesados, cuatro monitores, un módulo de presión invasiva de dos canales, cinco oxímetros de pulso de mesa, un sistema de monitoreo central, cuatro bombas de infusión, cuatro bombas de infusión a jeringa, dos lámparas para luminoterapia de led, dos calentadores humidificadores servocontrolados, seis calentadores humificadores económicos, nueve blenders mezcladores, tres sets de halos (chico, mediano y grande), ocho reanimadores autoinflables neonatales, cuatro cunas de acrílico, un carro de recepción de recién nacidos, un neopuff reanimador infantil con pieza en “T”, una balanza electrónica para bebés y un laringoscopio de fibra óptica con tres ramas rectas.

En cuanto a los recursos humanos, el hospital contará, además de Guilera, con otra neonatóloga, y ya se están capacitando enfermeras en neonatología que serán afectadas a esta nueva sala.

En principio va a haber ocho camas. Cuatro van a ser de terapia intensiva, dos con respiradores, otras dos de terapia intermedia, un sector de aislamiento, y la parte de cuidados mínimos, para los bebés internados por su bajo peso, que necesitan luminoterapia o que están resolviendo alguna cuestión respiratoria y solamente necesitan oxígeno.