2/5/2019 | 10:50         
LOCAL
Recambian el techo de Pediatría en el Unzué
Desde hace un tiempo el Municipio viene invirtiendo fuertemente en materia económica en la planta funcional del Hospital Unzué para darle un salto de calidad, con la meta de mejorar las condiciones de quienes deben ser atendidos en el nosocomio y también para los que allí desempeñan sus tareas laborales diariamente. En esta oportunidad el arquitecto a cargo de la Dirección de Planeamiento, Lalo Pubill, contó que “se están recambiando los techos en la zona de Pediatría”, lugar que tenía serios problemas de filtraciones.
Recambian el techo de Pediatría en el Unzué

(Prensa Municipal).- Desde hace un tiempo el Municipio viene invirtiendo fuertemente en materia económica en la planta funcional del Hospital Unzué para darle un salto de calidad, con la meta de mejorar las condiciones de quienes deben ser atendidos en el nosocomio y también para los que allí desempeñan sus tareas laborales diariamente. En esta oportunidad el arquitecto a cargo de la Dirección de Planeamiento, Lalo Pubill, contó que “se están recambiando los techos en la zona de Pediatría”, lugar que tenía serios problemas de filtraciones.

Los trabajos consisten en quitar las viejas tejas e instalar chapas trapezoidales para terminar con los problemas, ya que el viejo techo fue reparado en reiteradas oportunidades en años anteriores, pero nunca se obtuvieron los resultados esperados. Por eso mismo, y para terminar con el problema de raíz, directamente se hará el techo nuevo. En total se ejecutarán 165 metros cuadrados, sumando nueva aislación y perfiles de anclaje.

Esta obra se suma a varias que se vienen haciendo en el Hospital, especialmente en la zona destinada a la atención de niños. Hay que recordar que en pocos días quedará habilitada el nuevo sector de Neonatología, un proyecto cercano a los 7 millones de pesos, un lugar que la comunidad esperaba desde hace años.

Neonatología posicionará el servicio de salud en un mejor nivel, hasta el momento los recién nacidos que requieren cuidados intensivos deben ser derivados de urgencia a centros de localidades vecinas, o bien, los casos de menor complejidad son asistidos con personal calificado en el nosocomio pero sin las condiciones y el espacio ideal que necesita un bebé al recibir ese tipo de cuidados.

El área contará con cuatro incubadoras de última generación, dos servo cunas, dos respiradores microprocesados, cuatro monitores con ECG, un sistema de monitoreo central, ocho reanimadores autoinflables neonatales, cuatro cunas de acrílico, un carro de recepción de recién nacidos, entre otros.