8/4/2019 | 09:20         
REGION-PROVINCIA
Sólo 19 municipios bonaerenses tuvieron intendentas tras la vuelta de la democracia
La lucha por la igualdad de género ha tenido grandes conquistas en el ámbito político, pero la brecha aún es amplia. En sólo 19 municipios bonaerenses resultaron electas mujeres para la intendencia desde el regreso de la democracia, y hoy hay cuatro jefas comunales sobre un total de 135 distritos.
Sólo 19 municipios bonaerenses tuvieron intendentas tras la vuelta de la democracia

(Por Marien Chaluf y Fernando Delaiti, de la redacción de DIB).- La lucha por la igualdad de género ha tenido grandes conquistas en el ámbito político, pero la brecha aún es amplia. En sólo 19 municipios bonaerenses resultaron electas mujeres para la intendencia desde el regreso de la democracia, y hoy hay cuatro jefas comunales sobre un total de 135 distritos.

Incluso, la proporción de cargos ejecutivos municipales ocupados por mujeres no ha aumentado en los últimos años. Por el contrario, ha decrecido: en 2015 se eligieron sólo cuatro mujeres, dos menos que en 2011.

Además, el porcentaje de intendentas en la provincia de Buenos Aires (3%) está por debajo del promedio nacional. De un total de 2.271 municipios que hay en el país, 267 son conducidos por mujeres. Es decir, un 11%, una cifra que también impacta por lo baja.

Hay otro dato que pone de manifiesto la histórica desigualdad en territorio bonaerense: de las 1.185 elecciones que hubo en municipios por cargos ejecutivos desde el año ?83, sólo en 32 ganaron mujeres, lo que representa un escaso 2,7%.

Sólo en 19 municipios hubo intendentas electas, pero en varios renovaron sus mandatos; incluso en algunos distritos por tres periodos, como es el caso de Andrea García de Florentino Ameghino (1999-2011) y de Laura Giagnacovo de San Miguel del Monte (1995-2007).

La gran mayoría de las comunas en las que las mujeres ocuparon el cargo ejecutivo son del interior provincial: Adolfo Gonzales Chaves, Alberti, Baradero, Carlos Tejedor, Chascomús, Ameghino, General Arenales, General Lavalle, Laprida, Navarro, San Antonio de Areco, Tornquist, Veinticinco de Mayo, Campana, Baradero, San Vicente y Monte. En el Conurbano, el peso de los "barones" se hizo sentir, ya que sólo hubo jefas comunales en Almirante Brown y actualmente en La Matanza.

"Hay que ser muy fuerte para ocupar estos espacios", dijo a DIB la intendenta de Baradero, Fernanda Antonijevic (Cambiemos), una de las cuatro mujeres que hoy está al frente de un municipio bonaerense. "A la mujer se le exige mucho más. Es como si permanentemente hubiera que demostrar que una está capacitada, con los hombres eso no pasa", amplió.

Además de Antonijevic, hoy ostentan cargos ejecutivos municipales, Verónica Magario, de La Matanza (Unidad Ciudadana); Érica Revilla, de General Arenales (Cambiemos) y Sandra Mayol, de San Miguel del Monte.

Antonijevic recordó que fue víctima de fuertes agresiones por su condición de mujer durante la campaña electoral de 2015 en la que finalmente fue electa. "Gran parte de la campaña de mi oponente (el entonces intendente Aldo Carossi) se basó en que yo era mujer, y por lo tanto para él no estaba capacitada para ocupar el cargo", indicó.

"Recuerdo que cuando ganó en las PASO dijo textual ?va a haber olor a bolas por muchos años más en la municipalidad?. Después ganamos las elecciones generales", rememoró. La intendenta destacó que gracias al protagonismo que ha ganado el debate sobre la igualdad de género, "hoy no podría hacerse una campaña con ese tipo de agravios", aunque sostuvo que "aún falta mucho para el empoderamiento de la mujer en la política".

"La política debe allanarle el camino a las mujeres. Y las que están en duda les digo que tienen que tomar la decisión de ser candidatas y animarse a participar", amplió.

En declaraciones periodísticas recientes, Sandra Mayol, de Monte, consideró que no se siente discriminada y que hace sentir su autoridad como cualquier otro intendente. Y en esa línea destacó que "si bien hay algunos dirigentes e intendentes muy machistas, creo que eso se está desdibujando en la actualidad".

A NIVEL PROVINCIAL

En 2007, Cristina Fernández de Kirchner se convirtió en la primera presidenta electa de la Argentina, y en 2015 María Eugenia Vidal, en la primera mujer en llegar a la gobernación bonaerense. Pero un dato contrasta con esa realidad, entre 1991 y 2017, sólo hubo ocho ministras sobre un total de 89 personas que ejercieron esos cargos (9%), según datos del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).

La actual mandataria bonaerense fue cuestionada por la oposición por la ausencia de mujeres entre las primeras líneas de su gobierno, y ante esa consulta en una entrevista, respondió: "Cuando armé mi equipo, y tanto en el Ministerio de Desarrollo Social como en la vicejefatura, cuando estaba en la Ciudad, la mayor parte de mi equipo eran mujeres. Todas crecieron tanto que ocuparon cargos en el gobierno nacional, en el de la Ciudad, y en muchos casos tuve que volver a empezar. Hoy empieza a haber ya en la segunda línea de la Provincia muchas mujeres que yo creo que están para crecer. Creo que es cuestión de tiempo que ocupen más lugares".

En esa ocasión, Vidal dijo que seguirá impulsando que la mujer ocupe lugares importantes en la política. "Estoy segura de que si me toca ocupar otra responsabilidad en 2019, 2020, va a haber más mujeres en mi equipo, que ya están creciendo, y tal vez no son tan visibles", sostuvo.


MARIA LUISA KUGLER, LA PIONERA

"Era la única entre todos los hombres. Me costó un año hacerme conocer. Al principio, cuando llegaba a La Plata y pedía una entrevista con alguien del gobierno, me preguntaban dónde estaba el intendente, creían que yo era la secretaria", contó años atrás al diario La Nación, María Luisa Kugler, la primera mujer en ocupar un cargo ejecutivo municipal en la historia de la provincia de Buenos Aires.

La dirigente radical de Tornquist ganó las elecciones en ese municipio en 1987 por el 60% de los votos en una provincia en la que entonces había 126 partidos. Su padre, Adolfo Kugler, había sido electo intendente en 1963.

En otro reportaje más cercano, Kugler reconoció que "fueron cuatro años muy difíciles, había noches que no dormía porque no teníamos dinero para pagar los sueldos. Había que hacer un presupuesto a base cero, donde se supiera lo que había y no había. Fue difícil pero tengo los mejores recuerdos".

Kugler buscó renovar su mandato en 1991, pero perdió por escasos votos contra Gerardo Pedro Rattero.