15/3/2019 | 08:25         
LOCAL
El PJ rojense participó de un acto con Kicillof en Salto
Dirigentes del Partido Justicialista local participaron de un acto realizado hace algunos días en Salto, en el que el orador principal fue el ex ministro de Economía, actual diputado nacional y referente de la Unidad Ciudadana Axel Kicillof.
El PJ rojense participó de un acto con Kicillof en Salto

Dirigentes del Partido Justicialista local participaron de un acto realizado hace algunos días en Salto, en el que el orador principal fue el ex ministro de Economía, actual diputado nacional y referente de la Unidad Ciudadana Axel Kicillof.

Ramiro Baguear y Miguel "Memo" Quintana, entre otros, acompañaron al intendente municipal de la ciudad de Salto, Ricardo Alessandro, en la visita de Axel Kicillof a la vecina localidad, donde se mantuvieron reuniones con empresarios locales, productores agropecuarios, y donde se cerró la jornada con un multitudinario acto público.

En una de las empresas a las que visitó en la localidad, Kicillof marcó que “a lo largo y a lo ancho de la provincia de Buenos Aires y de la Argentina hay máquinas paradas. Me mostraba un empresario local en la fábrica una máquina nueva, recién comprada, con la lona encima, sin poner en marcha. Esa máquina ahí parada muestra un montón de mentiras del gobierno de Macri”.

“Acá en la Argentina mucha gente votó a Macri, por eso gana el balotaje. Buena parte de esa gente está desesperada, enojada, con bronca, angustiada.
Nosotros tenemos que hablar con esa gente, no hay una grieta ahí, para un argentino no hay nada mejor que otro argentino, hay que hablar con todos, no hay paredones, murallas, es un invento de ellos para separarnos”. “La gente está mal, los productores, los comerciantes, están preguntando qué pasó, porqué paso esto. Entonces, el poder económico quiere reconducir ese enojo, esa bronca, contra los políticos en general, quieren hacerle creer a nuestra sociedad que no tienen a nadie que los represente, que crean que la política es una basura, quieren llevarnos al 2001, al que se vayan todos. No podemos engancharnos en esa. Les hicieron creer que iban a estar mejor, que era la revolución de la alegría. Cada uno de esos argentinos que votó a Macri, no los podemos tomar como enemigos, son víctimas de una campaña, de una estafa, hay que hablar y que convencer de nuevo. No puede pasar de nuevo que un jubilado vote a Macri y Vidal; que un maestro vote a Macri y Vidal; que un laburante vote a Macri y Vidal”, puntualizó.