28/1/2019 | 08:22         
REGION-PROVINCIA
Panorama político: el desdoblamiento se desinfla pero Vidal obtiene fondos extra
(Por Andrés Lavaselli, de la redacción de DIB).- Aunque aún la cuestión no está cerrada, el plan para desdoblar las elecciones bonaerenses parece haber perdido fuerza en los últimos días, no porque María Eugenia Vidal haya cambiado de opinión al respecto sino más bien debido a que la resistencia a ese plan que encarna Marcos Peña la empuja a una ruptura que no está dispuesta a ejecutar para sostener su idea.
Panorama político: el desdoblamiento se desinfla pero Vidal obtiene fondos extra

(Por Andrés Lavaselli, de la redacción de DIB).- Aunque aún la cuestión no está cerrada, el plan para desdoblar las elecciones bonaerenses parece haber perdido fuerza en los últimos días, no porque María Eugenia Vidal haya cambiado de opinión al respecto sino más bien debido a que la resistencia a ese plan que encarna Marcos Peña la empuja a una ruptura que no está dispuesta a ejecutar para sostener su idea. Mientras, en una reunión con Mauricio Macri, la Gobernadora se aseguró $ 19 mil millones suplementarios para los próximos meses, claves para transitar el período electoral.

"No estamos logrando vencer la oposición de Marcos, aunque (Jaime) Durán Barba ahora está en un ni, si el desdoblamiento no tiene apoyo del 100%, nosotros no lo vamos a forzar", es la síntesis sobre el grado de avance del debate hicieron al lado de Vidal solo horas después de que la Gobernadora y el Presidente mantuvieran la primera conversación a solas sobre el tema, el viernes durante un almuerzo en Olivos. Allí, Macri aceptó el debate, pero, significativamente, le puso a Peña como su interlocutor para el tema.

En realidad, no es la primera señal respecto de las dificultades que están encontrando para avanzar con el plan que emite el núcleo político que rodea a Vidal: en Azul, cuando se reunió la comisión Bicameral, algunos peronistas escucharon un adelanto en ese sentido de una de las espadas políticas de la Gobernadora. Esos opositores creen también que hay pocas chances de que el desdoblamiento prospere, pero de todos modos decidieron, en la reunión de ayer en Santa Teresita, mantener la cuestión en el centro de sus críticas a Vidal, por las dudas.

Lo cierto es que aunque la definición final del tema se tomará a mediados de febrero (se acordó que la comunique el jefe de Gabinete de Vidal, Federico Salvai), en el vidalismo hay un clima de resignación, que significativamente se intensificó luego de la charla de la Gobernadora con el Presidente. En La Plata aseguran que en la Casa Rosada están conscientes de que el adelantamiento es la mejor manera de asegurarse el triunfo en Provincia, pero que de todos modos piden no ejecutarlo para potenciar las chances de reelección de Macri.

"Otra vez le piden a María Eugenia un sacrificio importante", dicen cerca de ella. No es que crean que en ese resquema la Gobernadora no puede reelegir, sino que sienten que la condenan a un juego mucho más arriesgado para su futuro político. Es que aunque los números de una elección exclusivamente bonaerense no son, hoy, holgados (en gobernación computan una luz de dos o tres puntos), ir pegada a un Macri que, según la encuestadora Poliarquía vuelve a caer en la consideración pública, es una opción más exigente.

La mención a la reiteración de los sacrificios no es, por otra parte, ociosa. Vidal siente que viene haciéndolos desde que aceptó que la Nación le traspase parte de su déficit primario, a cambio del OK de los gobernadores peronistas al presupuesto de ajuste que reclamaba a fin de año pasado en FMI para aprobar la ampliación del endeudamiento. Tal vez por eso exigió y obtuvo de Macri, el viernes en Olivos, el compromiso de que el tesoro bonaerense obtendrá los $ 19 mil millones adicionales para este año que venía reclamando.

Se trata de un monto equivalente a la indexación del Fondo del Conurbano de acuerdo a la inflación real del año pasado y no al 10% que se incluyó cuando se diseñó la medida. De Olivos, Vidal se fue dos certezas al respecto: que se avanzará en breve y que el monto será el que pedía y no uno menor, como se había especulado. Pero todavía hay abierta una negociación respecto al formato que tendrá la ayuda. Ella quiere que la mayor cantidad posible llegue en efectivo, aunque una parte podría ser en obras.

Las dos cuestiones, por otra parte, parecen ir de la mano: si no hay desdoblamiento, al menos habrá más fondos. La idea es estar mejor pertrechados para una campaña que asoma larga y complicada. Y cuya evolución favorable Peña liga a una hipótesis que por ahora nadie confirma: el ansiado repunte de la economía a partir de mayo. El otro argumento con el que se resignan en el equipo de la gobernadora, es que al unificar se eliminaría el riesgo de gobernar la provincia con un poder nacional adverso, algo Vidal teme desde siempre.



Hipótesis subterráneas
Mientras esperan la definición, en los laboratorios electorales de Cambiemos no pierden tiempo y elaboran hipótesis arriesgadas acerca de los nuevos escenarios que se abrirían si finalmente no se desdoblan las elecciones. La más llamativa tiene que ver con un hecho evidente: luego de que PRO prohibiera las dobles postulaciones y hasta que llegue el momento de presentar listas, tanto Macri como Vidal serán potenciales candidatos a presidente de la Nación.

Es necesario aclarar una cosa: nadie, ni remotamente, piensa en una rebelión de la Gobernadora, eventualidad que su alineamiento en el tema del adelantamiento permite descarta de plano y de antemano. Pero hay algunos dirigentes del oficialismo que creen que si al momento de definir las candidaturas Macri no insinuó al menos un repunte en la consideración pública, podría evaluarse la posibilidad de su reemplazo por Vidal al tope de la boleta del oficialismo.

¿Será por eso que Horacio Rodríguez Larreta, que sueña con una postulación nacional en 2023, se convirtió en uno de los defensores internos más decididos del desdoblamiento? Es que si Vidal llega a ser una candidata triunfante, su horizonte nacional se alejaría cuatro años más. Aunque más no sea por esa presión, y por la de algunos intendentes oficialistas del Conurbano, habrá que esperar hasta unas tres semanas más para tener resolver la primera gran incógnita electoral del año.



Avances

La suposición de que no habrá desdoblamiento parece a la vez impulsar una movida central en la oposición: la candidatura de Insaurralde a la gobernación, que día a día suma el apoyo de algunos de sus pares, en una especie de operativo clamor por goteo. Es que el alcalde de Lomas de Zamora ya definió que solo se embarcará en la aventura provincial si las elecciones son unificadas, porque supone que la tracción de Cristina Kirchner al tope de la boleta podría ayudarlo a llegar a la casa de gobierno platense.

Pero también en la oposición las cosas están lejos de haberse definido. Insaurralde tiene buena relación con Máximo Kirchner, pero su madre, Cristina Kirchner, parece impulsar otro candidato: el exministro de Economía, Axel Kicillof, a quien, dicen, sostendrá hasta el final. No se priva, de todos modos, de jugar otras fichas: en las últimas horas, bendijo a Verónica Magario en su disputa de entrecasa con Fernando Espinoza para sumarse a la grilla de candidatos para suceder a Vidal.

Fernando Gray, el presidente del PJ provincial, habilitó ayer en Santa Teresita a todos los candidatos a caminar el distrito con respaldo partidario. Puertas adentro, dijo que "con Cristina incluida", el único límite "es Macri". Para muchos, se trató de una señal para Sergio Massa. De hecho, hay un sector de La Cámpora que cree que la disputa entre Insaurralde y Magario no solo depende de que haya o no desdoblamiento. Dicen que esa sería la opción solo si no hay algún tipo de entendimiento entre CFK y Massa.