14/1/2019 | 09:42         
REGION-PROVINCIA
Playas bonaerenses: el 82% de los residuos no orgánicos encontrados son plásticos
Más del 80% de los residuos no orgánicos encontrados en las playas bonaerenses son plásticos, informó el tercer Censo de Basura Costera realizado por Fundación Vida Silvestre Argentina.
Playas bonaerenses: el 82% de los residuos no orgánicos encontrados son plásticos

(DIB).- Más del 80% de los residuos no orgánicos encontrados en las playas bonaerenses son plásticos, informó el tercer Censo de Basura Costera realizado por Fundación Vida Silvestre Argentina.


El censo, realizado junto a ONGs de las principales ciudades costeras de la provincia de Buenos Aires en 813.554 metros cuadrados de playa en 16 localidades, arrojó que de los 46.673 residuos no orgánicos encontrados el 82% corresponde a plásticos. Dentro de ese total, los principales residuos detectados fueron bolsas plásticas, colillas de cigarrillos, restos plásticos, restos de nylon, tapitas y botellas plásticas, entre otros.

Según detalló Vida Silvestre, diariamente llegan toneladas de basura a los mares a través del sistema de drenaje (bocas de tormenta, pluviales), ríos, el viento y lo que arrojan las personas en los ambientes costeros. A su vez, el mar recoge los residuos durante la marea alta y los transporta hacia sitios muy remotos.

Algunas de las "principales acciones que contribuyen con la disminución de la entrada de basura al mar son la reglamentación de la entrega de bolsas en los comercios, la promoción de la separación de los residuos en origen y su posterior reciclado por parte de los municipios, y el correcto tratamiento de la basura para evitar que termine en el mar, a través de una mejora en los drenajes de los pluviales", señaló Verónica García, coordinadora del Proyecto de Basura Marina de Vida Silvestre.

Los residuos plásticos que no son manejados correctamente llegan al mar a través de los pluviales, los ríos, el viento, o por medio de las personas que los arrojan. Solo un 20% se estima que proviene de desperdicios que se arrojan desde los barcos, contenedores que se caen en altamar, y artes de pesca que se pierden. Por todos estos descuidos y desmanejos, unas 8 millones de toneladas de residuos plásticos al año, terminan en los mares.

Los plásticos de baja densidad (bolsas de plásticos, tapa de botellas, sogas) flotan en la superficie, mientras que los de alta densidad (telas, filtros de cigarrillos, sogas de nylon, botellas enteras, utensilios) terminan en el fondo. Por acción del clima, los plásticos abandonados en las playas o que flotan en el mar terminan reduciéndose a partículas pequeñas con gran capacidad de dispersión.