El tiempo - Tutiempo.net
Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es martes 21 de mayo de 2019 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

REGION-PROVINCIA

Panorama político: Vidal transfiere ajuste y obliga a negociar al peronismo
La gobernadora María Eugenia Vida remitió a la Legislatura un proyecto de Presupuesto que transfiere a los municipios casi la mitad del ajuste de las cuentas nacionales que deberá absorber el tesoro bonaerense como consecuencia del acuerdo que cerró Mauricio Macri con los gobernadores opositores para garantizar la meta de reducción del déficit exigida por el FMI. Ese es el núcleo político de una arriesgada estrategia en marcha para la última discusión importante antes del arranque del período pre electoral, diseñada especialmente para la negociación con el peronismo "dialoguista" de la provincia, mientras por cuerda paralela se exploran opciones al pedido de Sergio Massa de adelantar los comicios locales.

13/11/2018 | 16:46
(Por Andrés Lavaselli, de agencia DIB).- La gobernadora María Eugenia Vida remitió a la Legislatura un proyecto de Presupuesto que transfiere a los municipios casi la mitad del ajuste de las cuentas nacionales que deberá absorber el tesoro bonaerense como consecuencia del acuerdo que cerró Mauricio Macri con los gobernadores opositores para garantizar la meta de reducción del déficit exigida por el FMI. Ese es el núcleo político de una arriesgada estrategia en marcha para la última discusión importante antes del arranque del período pre electoral, diseñada especialmente para la negociación con el peronismo "dialoguista" de la provincia, mientras por cuerda paralela se exploran opciones al pedido de Sergio Massa de adelantar los comicios locales.

Aunque cada uno encierra una lógica política diferenciada porque su impacto no es homogéneo en las comunas, tres ítems explican lo esencial de la jugada de Vidal que tiene un punto en común: son traspasos de obligaciones financieras a los municipios sin partidas específicas de gastos provinciales que los compensen. Se trata del subsidio a la tarifa social eléctrica, del que se aplica al precio de boleto del transporte local y del que se usa para cubrir el déficit de la Ceamse, que en conjunto ascienden a unos $13 mil millones. El mecanismo es análogo a la transferencia de subsidios por $28 mil millones (netos de un total de $40 mil millones) a las arcas bonaerenses que se consumará con la sanción del presupuesto nacional.

Un primer objetivo del diseño de Vidal es desplazar los ejes de discusión: en vez de poner el foco exclusivamente en el nivel de endeudamiento, la inversión real por área de gobierno o las obras que se realizarán en cada distrito, la oposición deberá ocuparse ahora de poner sobre la mesa, al menos con el mismo énfasis, la transferencia de recursos. Es que de no atenuarse, ese traslado acotará seriamente los recursos de los intendentes para hacer frente al año electoral. Ese es el significado de lo que, con cierto regodeo, en un sector del oficialismo describen como una especie de "devolución del favores": hacerles sentir a los intendentes peronistas el mismo rigor que los gobernadores de ese signo político le impusieron a Vidal.

La evaluación preliminar del proyecto que, el jueves, hicieron los diputados y senadores que integran los bloques que responden directamente a los intendentes "dialoguistas" parece estar en línea con las intenciones de la Gobernadora de ponerlos a la defensiva. Allí se habló de atemperar el impacto de las transferencias como una prioridad de las negociaciones y, también, de cambiar el artículo que obliga a los alcaldes del Conurbano a usar el total del Fondo Educativo para realizar obras de infraestructura escolar. Esa última cláusula les impide financiar sueldos para actividades que forman parte de su esquema de contención social, además de ser una respuesta de la Gobernadora a las críticas por la tragedia de Moreno.

El martes, en Avellaneda, esos legisladores evaluarán más a fondo el proyecto y la estrategia que desplegarán durante su tratamiento parlamentario, en una reunión de la que formará parte el intendente de Lomas, Martín Insaurralde, que lleva el diálogo político con el jefe de Gabinete, Federico Salvai y su par de La Costa, Juan De Jesús, interlocutor con el ministro de Economía, Hernán Lacunza para los aspectos técnicos. Como la elección de la sede deja entrever, de ese encuentro participarán no solo el local Jorge Ferraresi, sino también algunos otros referentes del kirchnerismo "puro", entre los que habría representantes del interior provincial y referentes como Verónica Magario o Mario Secco.

Enmarcada por una multiplicidad de encuentros que el peronismo lleva adelante por estas horas, esa reunión tiene una significación especial porque permitirá que internamente se mida hasta qué punto la "voluntad negociadora" que dicen tener los dialoguistas será acompañada por sus pares K. La mirada está puesta en quienes gobiernan territorios, porque más allá del fuego retórico que desplegará en torno al ajuste y la deuda, existen algunas señales internas que indican que existiría cierta disposición a conversar. Esa inclinación, si existe, no puede desligarse de las características particulares del proyecto de presupuesto, aunque algunos anotan algunas otras señales que exceden esta discusión.

En ese último plano, en el bloque dialoguista se esperanzan con cierta voluntad de apertura que creen vislumbrar en un actor clave: Máximo Kirchner. Ponen como ejemplo una reunión de dos horas que mantuvo con un referente del peronismo histórico del interior tan poco ligado a la izquierda partidaria como Dámaso Larraburu, operador histórico de Bahía Blanca. Creen que son indicios de que esta vez la lógica de presionar con armados electorales locales para obturar la negociación podría no correr. Aún así, esos mismos legisladores desconfían de ciertos pares K, a quienes ligan con referentes gremiales en la intención de reeditar en La Plata el escenario de tensión que rodeó al tratamiento del Presupuesto nacional en Diputados.

Pero ese juego entre K duros y peronistas dialoguistas –que puede leerse como una especie de previa a la discusión por la unificación o no de ese campo- no es la única tensión que generó la estrategia de Vidal. También los alcaldes de Cambiemos están alarmados, como demuestran las advertencias públicas sobre la imposibilidad de afrontar los nuevos gastos que formularon el de La Plata, Julio Garro y el de Pilar, Nicolás Docuté. Sus advertencias no hicieron más que explicitar un extendido malestar subterráneo que cunde entre sus pares, que lo se disipó pese a los gestos de apoyo público al proyecto que algunos de ellos debieron hacer.

Ese descontento obligó a l Ejecutivo a explicitar a los propios un argumento que también es susurrado a la oposición. Por todo concepto, dicen, las comunas recibirán en 2019 trasferencias por $120 mil millones, una cifra que excede en un 35% el monto que les había sido girado en 2015, aún si se lo indexa por la inflación que hubo desde entonces. Pero los negociadores parlamentarios de Cambiemos saben que aún así, es insuficiente. Por eso, agregan que –como se adelantó aquí- parte de las transferencias pueden ser eliminadas. Comenzando por la de CEAMSE, que amenaza con quebrar el bloque de Diputados oficialistas.

 Publicar en Facebook    

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director Propietario: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 667
Registro DNA N° 5353066.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.