El tiempo - Tutiempo.net
Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es viernes 21 de septiembre de 2018 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

LOCAL

Pedro Muñoz: "No podemos saber quién está detrás ni cuáles son sus intenciones"
El psicólogo Pedro Muñoz es uno de los profesionales rojenses que ha advertido el oscuro significado profundo de los "juegos" (que no son tales) como el "Momo", o el que en su momento se llamó "la ballena azul", y alertó a la comunidad, principalmente a quienes tienen hijos pequeños o adolescentes, para que estén atentos ante los riesgos que existen en las redes sociales y chats, y que podrían ponerlos en situaciones muy complicadas.

5/8/2018 | 21:17
El psicólogo Pedro Muñoz es uno de los profesionales rojenses que ha advertido el oscuro significado profundo de los "juegos" (que no son tales) como el "Momo", o el que en su momento se llamó "la ballena azul", y alertó a la comunidad, principalmente a quienes tienen hijos pequeños o adolescentes, para que estén atentos ante los riesgos que existen en las redes sociales y chats, y que podrían ponerlos en situaciones muy complicadas.

Muñoz explicó que "hoy ha cobrado mucho vigor el "juego del Momo", que es un desafío viral que se ha hecho popular entre los chicos y no tanto entre los papás. Hemos charlado en estos días con algunos padres preocupados, pero la verdad es que esto siempre tiene que ver con lo mismo, se trata de un nuevo surgimiento de lo que en su momento fue "la ballena azul", o estos juegos que cíclicamente aparecen en las redes sociales".

Agregó el psicólogo que "todo comenzó en Facebook con la publicación de un número telefónico, y decían que si les mandabas una pregunta te devolvía una imagen que tiene que ver con la curiosidad de los chicos. Por eso es importante que los papás charlen permanentemente con sus hijos y sepan qué tipo de información reciben de estos grupos".

"La verdad es que no sabemos hasta dónde van a llegar. Tenemos comentarios sobre posibilidad de abusos, de robos, pero siempre es lo mismo: cuidarse con la información que uno manda a través de las redes sociales. En última instancia, siempre vamos a parar a la responsabilidad que es necesario ejercer como padres, la de cuidar a los chicos viendo qué tipo de información privada mandan por las redes", dijo después.

Aclaró que "el condimento particular que tiene este juego "Momo" es la imagen terrorífica que anda dando vueltas y a alarmado a todos; pero si uno se pone a rastrear de qué se trata, es una escultura en una galería de arte de Japón".

Consultado sobre los suicidios que en su momento provocó "la ballena azul" y, ahora el "Momo" en varias partes del mundo, estimó Muñoz que "se producen más por otras cuestiones que están más allá de los desafíos.
El tema de las extorsiones, o las situaciones violentas que uno tiene que hacer contra sí mismo. Son esas cosas de las que tenemos que cuidarnos, porque nosotros sabemos dónde comienza el juego, pero no dónde termina. No sabemos en qué condición está quien recibe esos mensajes, ni expuesto a qué está. Sucede mucho hoy con las fotos privadas, que se mandan por internet y pueden derivar en casos de extorsión que a veces llevan a la víctima a situaciones complejas, de tener que realizar ciertas cosas... y es una situación difícil de cortar porque tampoco sabemos qué es lo que hay detrás".

"Se trató de rastrear el origen del "juego del Momo", pero es imposible porque en realidad son millones de usuarios. Esto comenzó en Japón pero después estuvo en México, en Colombia, y generalmente los números son de esos lugares. Es imposible rastrearlos, porque esto se puede replicar con un simple número de teléfono y un Whatsapp. Ahí ya aparecen miles de posibilidades, y no podemos saber quién está detrás o cuáles son sus intenciones", expresó Muñoz.

"Como en todo, seguramente hay gente que sólo quiere jugar pero también otra que pretende hacer daños u obtener beneficios. Por eso, la coherencia tiene que estar de este lado. Sí sólo se tratara de generar algunos desafíos como juego para niños, estaríamos dentro de la normalidad; pero cuando esto empieza a crecer y tenemos que hablar de situaciones como la autoflagelación, entonces es obvio que del otro lado hay un "vivo" que se está aprovechando. Lo mismo si te piden información privada sobre tu casa, si vas a estar o no vas a estar, qué lugares frecuentás... la idea es no pasar ese tipo de información", recomendó.

Consultado sobre las señales que los padres deberían advertir en sus hijos para prevenir estos serios problemas, consideró Pedro Muñoz que "esto es un fenómeno que viene ocurriendo desde hace un tiempo, y tiene que ver con la falta de palabras. El remedio es sentarse a charlar, preguntar cómo están, las cuestiones más simples que hoy por la vorágine de la vida se han perdido un poco, y entonces aparecen cosas como éstas, como la autoflagelación, que no es más que poner un poco de dolor físico donde quizá hay un dolor emocional. Con una charla a tiempo probablemente se pueda frenar esto".

¿Hasta qué punto pueden los padres intervenir en el uso que sus hijos le dan a las redes sociales y los chats? "Es un tema complicado -reconoció Muñoz-, porque no existe un manual para ser papá o para ser mamá. Tenemos que empezar a entender esto como un contrato entre ambas partes. Uno tiene que cuidar a los hijos; la forma en que lo hará, ya está en cada uno, en cómo le salga con naturalidad. Es un límite entre lo personal y lo posible".

Sabiendo que en México existe una gran preocupación por los daños que están sufriendo muchos de sus niños y jóvenes por el "juego del Momo", consideró el psicólogo que "quizá tiene que ver con las particularidades del país, o a lo mejor la finalidad de quienes empezaron con el juego son diferentes... Cada uno de estos fenómenos se adapta a la sociedad en la cual se desarrolla. Acá tienen preponderancia otras situaciones como los robos o algún tema de fotos, que el suicidio. Pasó con "la ballena azul"; siempre estamos en un mito de que hay uno, hay dos, pero la realidad es que todo pasa por la enseñanza de que hay que cuidar la información personal y lo que se postea en las redes sociales, a nivel general. Con todo hay que tener cuidado".

"¿El juego existe? Sí, existe. ¿Sucede en Rojas? Sucede. Entonces, es imprescindible tener un mínimo control sobre lo que se transmite por las redes sociales", reconoció.

Con respecto al apoyo institucional que podría existir para prevenir situaciones complejas que involucran a niños y jóvenes víctimas de estos juegos, estimó Muñoz que "puede haber alguna campaña, alguna cosa muy aislada. Pero no mucho más que eso. Lo principal es lo que se pueda hacer en el seno familiar, o inclusive en las escuelas. De ahí parte todo esto, que es educativo, en relación con las redes sociales. Hay una exposición muy grande, y la preocupación tiene que existir en relación con lo que se publica. En lo familiar también ocurre: uno por ahí postea una foto de unas vacaciones, y ya todo el mundo se entera de que no estás en tu casa. Actuar a tiempo y con conciencia es importante".

"Todos tenemos que tomar conciencia, inclusive los chicos, de que la vida privada tiene que quedar en privado. Hay que evitar conversaciones muy extensas con desconocidos, pensar qué tipo de información se da, y estar muy atento a qué tipo de información se nos pide desde el otro lado, si afecta a nuestra intimidad, a nuestro cuerpo, a nuestra integridad física, empezar a pensar un poquito sobre estas cosas que tienen que ver con los cuidados, y volver a tomar los recaudos pertinentes para evitar desgracias", manifestó.

"Hace poco hice un curso sobre el tema de redes sociales y lo que tiene que ver con la posmodernidad, y lo que a veces no se logra es leer la realidad, por la vorágine de información que se viene multiplicando año a año. En lugar de tomarlo como algo positivo, muchos se han aprovechado de esta fugacidad de la información y la utilizan para provecho personal. Es importante chequear lo que uno lee, utilizar páginas oficiales, o que tengan algún respaldo científico, eso ayuda muchísimo. La información se venía duplicando cada diez años, pero con el advenimiento de internet eso se redujo a un solo año. Es un número enorme, imposible de procesar para un sujeto. Es una herramienta que sirve para mucho, pero hay que tener cuidado", finalizó diciendo.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director Propietario: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 667
Registro DNA N° 5353066.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.