Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es miércoles 17 de enero de 2018 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

ARGENTINA-MUNDO

(ENTREVISTA) Ángeles Wolder: "El cuerpo guarda la sabiduría más grande que tenemos"
“El Arte de Escuchar el Cuerpo” es su primer libro de Descodificación Biológica Original, aunque desde 2010 escribe en su blog www.descodificacionbiologica.es. El método de la Biodecodificación está basado en la Teoría de la Nueva Medicina Germánica del Dr. Ryke Geerd Hamer.

29/12/2017 | 07:38
(Por Marien Chaluf, de agencia DIB).- Ángeles Wolder, la creadora del método de Descodificación Biológica Original y autora del libro “El Arte de Escuchar el Cuerpo”, dialogó con el suplemento Vida y Salud Hoy que edita agencia DIB sobre la necesidad de explorar las experiencias vividas para conocer cuál es el conflicto que se asocia a determinada enfermedad y “biodescodificarlo”.

Nacida en Necochea y radicada en Barcelona hace casi tres décadas, Wolder es licenciada en Fisioterapia y Antropología Social y Cultural, directora del Instituto que lleva su nombre y actualmente lidera el proyecto de la Escuela de Descodificación Biológica Original a partir del cual viaja a otros países como México, Uruguay y Argentina para dar conferencias, cursos y charlas.

“El Arte de Escuchar el Cuerpo” es su primer libro de Descodificación Biológica Original, aunque desde 2010 escribe en su blog www.descodificacionbiologica.es.

De acuerdo a esta disciplina existen situaciones traumáticas y experiencias vividas que se asocian a determinados trastornos o patologías. Para Wolder, la información que el paciente tiene almacenada en su cuerpo es valiosa para poder elaborar la “hipótesis biológica” y poder acompañarlo a liberar un dolor que quedó almacenado.

-¿De qué se trata el libro “El Arte de Escuchar el Cuerpo”?

-Es un aporte para la gente que no conoce nada de descodificación pero también para quienes sí saben de qué se trata. Es una idea ordenada de lo que significa explorar en determinadas emociones y situaciones conflictivas que vivimos y determinar cuál es la reacción que tuvieron en el cuerpo.

-¿Contiene experiencias de pacientes?

-Cuento el caso de María, quien como cualquier otra persona vive sus problemas, sus dificultades, transita sus historias familiares, y también los conflictos que tuvieron los padres con sus propias familias. Un poco realizo un resumen de la vida de esta persona que tiene como corolario una enfermedad bastante grave y es ahí cuando se replantea qué es lo que le ha pasado, qué es lo que ha ocurrido en la vida. Y haciendo una revisión de sus experiencias es como se llega a entender qué es la descodificación biológica.

-¿Cómo llegaste a trabajar con la descodificación?

-Estudié kinesiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y trabajé 10 años como profesora de anatomía. Pero era el estudio del cuerpo fragmentado, desde lo tangible, lo palpable y poco a poco me dí cuenta que había algo más. Veía a mucha gente que tenía un dolor, pero un dolor del alma.
Y también muchas situaciones de mi vida me llevaron a tener que revisarme. Con la descodificación uní el conocimiento del cuerpo humano con todo lo que le puede afectar según la función biológica. La descodificación tiene una base, que es por ejemplo, el estómago sirve para digerir, por lo tanto va a alterar sus funciones cuando haya problemas indigestos. O por ejemplo la laringe, que tiene dos grandes partes, las cuerdas vocales y el epitelio –que es el tejido que la recubre-, se relaciona con problemas para decir algo, y con un profundo miedo, con el pánico. A veces puede ser miedo de decir algo. Siempre existe una relación simbólica entre el síntoma y la experiencia.

-¿Cómo es el proceso de la Biodescodificación?

-Partimos del resultado final. Las personas vienen con un síntoma, puede ser una enfermedad o un problema emocional. A partir del síntoma ya sabemos cuál es el código. Se hacen hipótesis biológicas a una pregunta a través de la cual la persona llega a conectar con alguna historia, y es en ese momento cuando se produce una descarga en el cuerpo. Por eso es el arte de escuchar el cuerpo, y lo que nos ocurre en el interior. Una vez que ha hecho la descarga, la persona puede resignificar, ver las cosas de otra manera. El alivio es inmediato. Cada vez que sueltas un dolor, la vida no te saca nada sino que te libera del peso que llevas encima.

-¿Cómo se complementa con la medicina tradicional? ¿Crees que hay cada vez más apertura para este tipo de terapias?

-Hoy en día cada vez hay más profesionales que integran al ser humano, que no lo dividen, que no lo parcelan, que no eligen trabajar con una rodilla, un hombro, un estómago, sino con un individuo íntegro, que tiene dificultades físicas, psíquicas, existenciales, problemas familiares. La medicina moderna había perdido esa visión de conjunto y se fue especializando más en el cuerpo segmentado. Lo ideal sería recuperar el espíritu del médico de familia, que conocía a fondo las realidades de cada uno de los pacientes. Poco a poco se está intentando recuperar la lógica que tiene escucharnos a nosotros, lo que nos ocurre en la vida. Escuchar el cuerpo que guarda la sabiduría más grande que tenemos.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.