Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es miércoles 26 de julio de 2017 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

REGION-PROVINCIA

(INFORME CENTRAL) Baradero, una ciudad paralizada por la crisis industrial
El cierre de fábricas emblemáticas a nivel local y los despidos de trabajadores en otras empresas importantes de la zona afectan fuertemente a la comunidad de Baradero, que en los últimos días se movilizó con marchas y caravanas para visibilizar la situación, y abre un foco de alerta productiva en la provincia.

26/3/2017 | 15:33
(DIB).- El cierre de fábricas emblemáticas a nivel local y los despidos de trabajadores en otras empresas importantes de la zona afectan fuertemente a la comunidad de Baradero, que en los últimos días se movilizó con marchas y caravanas para visibilizar la situación, y abre un foco de alerta productiva en la provincia.

Desde la representación sindical local estiman que ya fueron 400 las personas que se quedaron sin trabajo en la ciudad del norte bonaerense. En tanto, la intendenta Fernanda Antonijevic (Cambiemos) no niega la crítica situación, pero aseguró que se acercan nuevas inversiones que traerían alivio, según publicó hoy el diario EXTRA, que edita la agencia DIB.
“La situación es bastante delicada. Más allá de que de repente las autoridades no la quieran hacer muy visible, es preocupante”, advirtió a DIB el secretario general del Sindicatos Unidos de Baradero, Felipe Barrios.

Al cierre de la aceitera Germaíz y a los despidos en Atucha de Zárate en 2016 que repercutieron en Baradero, los trabajadores locales sumaron este año el incendio de una empaquetadora en la cercana localidad de Alsina (que dejó a 60 empleados en la calle) y unas posibles cien bajas en el frigorífico BRF (ex Paty), según explicaron desde el sindicato local.
Sin embargo, los principales puntos de conflicto para la economía baraderense aparecieron en dos fábricas emblemáticas para la ciudad: Atarnor, una agroquímica instalada hace más de cien años que cerró de la noche a la mañana y dejó a 60 familias sin ingreso; e Ingredion, una alimenticia que perdió lugar en el mercado, presentó un “preventivo de crisis” y busca reducir personal.

“Lo de estas empresas tiene un efecto muy complejo desde lo que significaron en el desarrollo del pueblo históricamente”, señaló Antonijevic a DIB, y detalló que “esto pega muy fuerte” y genera “una gran angustia colectiva”.

Según explicó la jefa comunal, el cierre sorpresivo de Atanor “fue una situación muy grave desde el punto de vista comunitario” porque siempre que ha “requerido algo el municipio estuvo a disposición”. Incluso, según contó, en algún momento se dio de baja un proyecto turístico en las cercanías del predio industrial por pedido de la misma empresa.

La intendenta señaló también que el cierre de estas fábricas “tradicionales” genera que se “muevan las estanterías”. “Acá el problema es que a la persona que es despedida le genera un estigma que no se lo olvida nunca más en su vida”, opinó.

En coincidencia con Antonijevic, el representante de Sindicatos Unidos advirtió que los conflictos en estas industrias “insignia de Baradero” son una señal de la compleja situación que vive la ciudad y advirtió que “los comercios están sufriendo un daño colateral”.

Barrios indicó también que de diciembre a la fecha 400 personas quedaron en la calle por distintas circunstancias y que desde el gremio estiman que el número puede ascender a 800 ó 900. “Si tomamos grupo familiar, estamos hablando de 3.200 bocas que mantener”, calculó.

El número de despidos sobre el que especulan los gremialistas es similar a la cantidad de trabajadores que emplea el municipio (850), en una ciudad con 32.921 habitantes, según el censo 2010. Sin embargo, la intendenta Antonijevic señaló que el alivio a la situación puede llegar de la mano de una autopartista, que incorporaría “200 empleados en un corto plazo”, y de la marca de alimentos Granix, que “en unos meses estará abriendo una línea nueva de producción con incorporación de personal”.

DISTINTAS CULPAS

La intendenta Antonijevic, del mismo color político que el Ejecutivo provincial y nacional, entendió que la situación se debe a “decisiones empresariales” y que “no tuvieron influencia medidas del Gobierno”. En tanto, del otro lado, el sindicalista Barrios estimó que “las cosas que han pasado y se están suscitando es consecuencia de una política contraria a los trabajadores”.

“Nos pasa que en el caso de Atanor, de Ingredion o BRF son capitales que no son nacionales y toman decisiones en base a la rentabilidad”, admitió Antonijevic, y explicó: “Hemos tenido absoluta contención Provincia y Nación y están ofreciendo herramientas que las empresas dicen que no le sirven”.

Por su parte, Barrios opinó que “la política que genera el Gobierno de turno es la que produce esta situación” y que “no se ha tomado ninguna medida a favor de los trabajadores”. Asimismo, explicó que la situación crítica también abarca a otras ciudades de la región como San Pedro, San Nicolás, Ramallo y Salto.

En tanto, en los últimos días, el ministro provincial de Gobierno, Joaquín De la Torre, dijo que lo sucedido en Baradero es “preocupante”, pero que “no es una situación generalizada en la provincia”. (DIB)

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.