Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es domingo 23 de julio de 2017 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

LOCAL

(Informe Central) La industria rojense cae más rápidamente que el promedio
Mientras las que producen orientadas al agro han caído menos, las de base y las que alimentan a la construcción y a la industria liviana sufrieron perjuicios de importancia. Algunas llegaron al "parate" total de ventas, crece la capacidad ociosa y ya comenzaron los despidos.

4/7/2016 | 10:50
Contra lo que podría deducirse a partir de que está vinculada con un sector hoy dinámico como es el agropecuario, la industria rojense ha sufrido una caída grave en la primera parte del año, con reducciones que se estiman entre el 30 y el 45 por ciento. Esto se debe básicamente a que pertenecen al sector PyME, el más perjudicado por la política económica nacional, y por eso los daños son significativamente superiores a los estimados por los índices generales a nivel país, que oscilarían alrededor de una caída del 8 por ciento.
No obstante, la situación no es la misma para todos.

Para poder estimar con mayor precisión la situación de la industria en Rojas, se consultó a la Cámara de Comercio e Industria, que ha venido realizando un relevamiento entre industrias de distinto tipo, comparando su situación en abril con la del mes de junio que acaba de finalizar. Los resultados indican lo que todo el mundo ve pero todavía pocos están dispuestos a admitir: un grave retroceso.

Una de las víctimas principales fue la construcción, como ya destacara HOY en un informe anterior. Por ende, la industria local que produce orientada a esta actividad está sufriendo perjuicios graves, y si en marzo y abril todavía conservaba el nivel de ventas apelando a algunas estrategias comerciales (tales como descuentos importantes), hoy su actividad está reducida a alimentar a unos pocos clientes de alto poder adquisitivo que adquieren propiedades o las refaccionan. Los presupuestos solicitados (particulares y empresas) son cada vez menos, y sólo un 25 por ciento se traduce en ventas. Las proyecciones indican que cada vez serán menos.

Esta reducción significativa de la industria, de la construcción y de sus actividades asociadas, ha perjudicado también a la fabricación de máquinas y herramientas livianas. Las empresas que se dedican a este tipo de industria estuvieron prácticamente "paradas" en lo que hace a fabricación durante todo el año, y se sostienen únicamente con trabajos de reparación y mantenimiento. Las ventas, que entre marzo y abril habían caído alrededor de un 50 por ciento, hoy están reducidas prácticamente a cero. No se han reportado despidos por el momento, pero también en este sentido las expectativas son las peores.

La situación tampoco cambia para las industrias de base, que son muy pocas en nuestra ciudad y producen maquinaria pesada. En marzo y abril, algunas de ellas habían informado que todavía existían consultas y pedidos de presupuesto, mientras otras reportaban una caída del 50 por ciento en las ventas con respecto al mismo período del año anterior, mientras trabajaban orientadas a aumentar el stock.

En junio, en todos los casos hubo coincidencia en el "parate" total de las ventas, la parálisis de toda producción y en que las empresas estuvieron dedicadas exclusivamente a tareas de mantenimiento y reparaciones; todavía, con el total de su planta de personal.

La industria productora de insumos para otras industrias, en nuestra ciudad está claramente dividida entre la que produce para la empresa manufacturera y para la agropecuaria. En el primer caso (fundiciones, por ejemplo), ya en abril se había detectado una caída interanual de la producción de alrededor del 19 por ciento, porcentaje que creció a más del 23 por ciento en junio. Mientras en la primera parte del año aún producían para aumentar el stock, en el último mes también esto se ha detenido, incrementándose la capacidad ociosa. Las plantas de personal fueron reducidas entre un 15 y un 20 por ciento, mientras sus clientes ya advirtieron que irán restringiendo los pedidos.

En cuanto a la producción de insumos para el agro, aún reconociendo que no todas las empresas atraviesan situaciones similares, hay coincidencia en que mientras las ventas se mantienen o sufrieron caídas no tan importantes, la rentabilidad se ha reducido sustancialmente a partir del incremento del precio de los insumos y las tarifas de los servicios. La capacidad ociosa se hizo importante en la mayoría de los casos.

Finalmente, cabe consignar lo que ocurre con un caso muy particular, que es el de Bertone, una empresa industrial que depende de la suerte de la producción aviar. Tal como ocurre con la porcina (como informara oportunamente HOY), la producción de pollo hoy es deficitaria, toda vez que los insumos han aumentado drásticamente luego de la quita de retencines a la exportación de granos y la devaluación, mientras los precios de venta siguen "atados" a un mercado interno cada vez más "frío".

La firma colonense, cuya producción y ventas había caído alrededor de un 30 por ciento en la primera parte del año, hoy está operando apenas a un 30 por ciento de su capacidad. Para poder mantener su planta de personal trabaja sólo tres días por semana, no ha cubierto los puestos vacantes por jubilaciones, y evalúa el cierre de su planta en Rojas.

Las empresas de tipo familiar, como las gastronómicas, no son la excepción a la situación general. Sus ventas se han restringido, su rentabilidad cayó por ese motivo y por los drásticos incrementos en las tarifas de los servicios y en los insumos, y orienta su trabajo a la fabricación de los productos más económicos, por ser de más fácil venta. Aún así su capacidad ociosa se incrementa día a día.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.