Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es martes 12 de diciembre de 2017 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

LOCAL

(Informe Central) La producción de cerdos se convirtió en una actividad inviable
La rentabilidad se "evaporó" tras la devaluación, la eliminación de retenciones a la exportación de granos y la apertura de importación de carnes. El sector muestra una alta eficiencia, pero en el mejor de los casos "salen hechos", mientras es imposible trasladar a precios los mayores costos por la retracción general del mercado. Las perspectivas no son alentadoras.

12/6/2016 | 16:53
Las últimas medidas económicas tomadas a principios de este año literalmente "dinamitaron" la rentabilidad del sector productor de carne porcina, cuyos exponentes más eficientes están "saliendo hechos" mientras los más chicos pierden plata. A todo nivel se puso en cuestión el futuro de la actividad, y ya hay muchos establecimientos que están reduciendo el plantel de madres y reconvirtiendo sus decisiones de producción hacia otras más lucrativas.

Para colmo, el "tiro de gracia" recibido por el sector fue la apertura de las importaciones, lo cual no sólo se llevará puesto a un sistema que hasta hace muy poco empleaba a 35.000 trabajadores sino que, según consideran los especialistas, podría complicar la situación trayendo al país enfermedades que hoy no existen.

A nivel dirigencial (funcionarios provinciales y entidades gremiales del sector) la discusión parece haberse encaminado hacia la eficiencia productiva.

Aparentemente, se pretende que la responsabilidad por la debacle que vive hoy el sector sería del productor, por no haber tomado los recaudos para "ser eficiente", y no por el abandono de medidas proteccionistas e inclusive macroeconómicas que hacen insostenible a la producción, cualquiera sea su nivel de eficiencia.

Informaciones del INTA de nuestra ciudad indican que si bien es verdad que hay diferencias en la eficiencia productiva, aún en los casos donde ésta es mayor (establecimientos que utilizan tecnología de punta, que producen sus propios alimentos, que venden a los frigoríficos sin intermediarios, etc.) la rentabilidad se ha "evaporado". "Los productores más eficientes hoy "salen hechos", mientras que los más chicos pierden plata", afirmó el delegado local del INTA, licenciado Juan Carlos Lisa, consultado al respecto.

La realidad indica que el alimento de los animales representa entre el 70 y el 80 por ciento del costo de producción; y que luego de la quita de retenciones (con lo cual el precio de los granos pasó a ser el internacional, en dólares) y una devaluación no menor al 40 por ciento, todas las ecuaciones fueron a parar al chiquero (en el mejor de los casos).

A esto debe sumarse la retracción en el consumo de carne propia del "enfriamiento" general de la economía y su consecuente caída general de las ventas. Esa reducción no sólo afecta a las carnes de cerdo sino también a la vacuna y a la aviar, y su efecto inmediato es la imposibilidad de ajustar los precios para salvar algo de rentabilidad, dado que tal decisión sólo provocaría un descenso aún mayor en el consumo.

La solución, está claro, no pasa por buscar "eficiencia productiva" ni por la apertura de líneas de crédito que más tarde no habrá cómo pagar con rentabilidades iguales a cero en el mejor de los casos, y negativas en el resto. El futuro es incierto, y si bien aún quedan esperanzas en torno de un eventual "reacomodamiento" de la economía que permita salir del desastre, las expectativas son menores cada día.

SITUACION GENERAL

Con respecto a la situación del sector productor de carne porcina a nivel país, consideró el presidente de la Asociación Argentina de Productores de Porcinos, Juan Luis Uccelli, que “los pequeños productores se encuentran en una situación de quebranto” por falta de rentabilidad, debido a la suba de los insumos y alimentos para el animal y la módica alza en el precio de la carne de cerdo al consumidor.

“Los incrementos en los costos de la actividad pusieron en jaque a los pequeños productores porque hoy el kilo de cerdo se los pagan entre 14 y 18 pesos, mientras que los costos de producción varían entre 16,50 y 17,50 por kilo”, indicó Uccelli.

FUE UNA ACTIVIDAD PUJANTE

El sector porcino fue uno de los más pujantes de los últimos años, con una producción que saltó de 200.000 toneladas en 2005 a 600.000 el año pasado.

Sin embargo, el crecimiento futuro, que se preveía, ahora parece estar sujeto a variables que no se sabe cómo evolucionarán. Los costos de producción se dispararon un 65 por ciento después de la devaluación y la quita de retenciones, mientras que el precio al consumidor sólo subió un 10 por ciento, a lo que se le sumó el alza en las tarifas de los servicios y los combustibles.

El sector productivo porcino ocupa 35.000 personas de manera directa, cuenta con 4.600 productores y durante el año 2015 facturó 24.000 millones de pesos, equivalente a algo más de u$s 1.500 millones.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.