Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es sábado 22 de julio de 2017 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

ARGENTINA-MUNDO

Se estrenó Paternoster, un filme de terror psicológico hecho en Argentina
Su director , Daniel Alvaredo, consideró que "hoy la gente está viendo cine argentino, está volviendo al cine local, está creciendo la cantidad de público".

21/3/2016 | 09:24
Alvaredo cree que "las fuerzas políticas que hoy nos gobiernan tienen que reconocer que hubo una buena política de fomento del cine y hay que mantenerla. No debemos actuar de esa manera tan argentina de creer que el todo lo que hizo el otro está mal y cambiarlo porque si".

El actor y también cineasta integra un colectivo de director que propone reunir al INCAA y a todos los sectores que integran la industria audiovisual argentina para "lanzar una política agresiva de promoción y distribución del cine argentino y de la ficción argentina en TV".

"Además del fomento al cine que debe mantenerse, debemos sumarle expertos en comercialización, en marketing internacional que ayuden a vender nuestro cine y nuestra ficción en TV qué es excelente", dijo Alvaredo que con ese fin reclamo una reunión grande para acercarle propuestas al INCAA y al Estado y para que podamos debatir".

Alvaredo que actual trabaja en Tuner Argentina y que dirigió en TV "Un cortado. Historias de Café, "Matrimonios y algo más", "Tinta Argentina", "Ciudad de Pobres corazones" "Sueños Mágicos", "Autoestima", "De la cama al living" y "I Want It", también reclamó una autocrítica de la TV local por el tipo de ficciones que produce.

"Hemos estado mirándonos el ombligo durante años, solo hacemos costumbrismo y ficción localista. La Argentina inventó la telenovela, tuvo grandes unitarios con fuerte tono dramático, hay que volver a ese tipo de ficciones, a las que hicieron grande a la TV argentina. Eso es lo que hay que volver escribir y producir, porque es lo que más se va a exportar", indicó.

"Vinieron de México, Colombia, Venezuela y Brasil ha aprender como hacíamos los culebrones, se llevaron directores y guionistas. Edgardo Borda estuvo años enseñándole a O Globo como hacer TV y hoy Brasil produce novelas excelentes. Televisa y TV Azteca se llevaron a Sergio Vainman y a Jorge Maestro para que les enseñaran a escribir novelas", relató.

Alvaredo que participó de los últimos encuentros MIPCOM en Cannes, donde se exhiben los productos de la TV internacional, narró que "los productores extranjeros se acercan a los stands argentinos y te piden telenovelas o unitarios con mucho contenido. Las tiras costumbristas o las ficciones muy localistas no interesan, nadie hace una oferta por ese tipo de productos. Los canales argentinos ya ni envían a Cannes esas ficciones porque saben que no las pueden vender".

"La tira costumbrista puede hacer 25 puntos de rating en la Argentina, pero no la podes vender al exterior, ni siquiera a los países limítrofes. Si vos vendes una ficción entra un dinero que te permite desarrollar varios productos más que solo con el presupuesto local", añadió.

Consultado sobre la forma de promoción de otros países, Alvaredo recordó que "hace 10 años, los agregados culturales de las embajadas mexicanas le regalaban a los canales extranjeros los primeros 10 capítulos de las novelas de Televisa y el undécimo te lo vendían y así se garantizaban que al menos mirabas los primeros 10 capítulos comprabas el resto del producto".

Respecto de "Paternoster", Alvaredo recordó que Héctor Calori le acercó el guión escrito por Osvaldo Canis y que "me gusto la idea de hacer una película de terror, más que nada psicológico, un género tan poco realizado en la Argentina"

Alvaredo toma como referencias a "Corazón Satánico" de Alan Parker, "El Orfanato" de Juan Antonio Bayona, "El Resplandor" de Stanley Kubrick, que "toma a un hombre común al que algo de su psiquis que él cree sobrenatural le cambia la forma de ver las cosas, cambia su percepción".

"Por eso jugué mucho con los encuadres, con los lentes, a medida que va a pasando la película y el personaje de Eduardo Blanco se ve más alterado, use cada vez lentes más largos, son primeros planos pero hechos a más de 15 metros de distancia con unos lentes larguísimos", precisó el cineasta.

Alvaredo buscaba que "el público no supiera si determinada cosas que sucedían eran reales o parte de la imaginación de los personajes, para que cuando se le devela el engaño, ahí va cayendo en la sorpresa".

A la hora de trabajar con los actores, Alvaredo explicó que "fuimos muy precisos porque el terror es un genero riesgoso, cualquier error en la concepción del terror puede ser terrorífica porque caes en lo ridículo, había que ser verosímil. Si te equivocas al hacer una peli de terror podes terminando haciendo una parodia como "Scary Movie" que esta re bien hecha, pero que es una parodia".

Y en esa línea cita como ejemplo que "el guión incluía una motosierra y la saque y la cambie por un cuchillo de sacrificio basado en un cuadro de Caravaggio".

Eduardo Blanco es Tito, un fotógrafo cincuentón que vive una vida tranquila junto a su mujer Carmen (Adriana Salonia) y su compañero de trabajo y amigo personal Germán (Iván Balsa). Aquello que le falta para ser feliz es tener un hijo, al punto tal que ante la noticia de embarazo de su mujer se obsesiona por el miedo a perderlo.

Sumado al hecho, aparece una inesperada herencia que esconde un mundo extraño y terrorífico encarnado de manera notable por Héctor Calori, que afectara su vínculo con su esposa, el embarazo y el resto del mundo.

Alvaredo termino de filmar y editar "Paternoster" en 2014 y se encuentra en plena postproducción de la comedia "El peor día de mi vida" con Javier Lombardo; y ya tiene dos proyectos más: "La señora Haidy", con Tina Serrano y desarrolla un policial negro con Daniel Fanego, Moro Anghileri y Tomás Fonzi.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.