Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es miércoles 26 de abril de 2017  
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

REGION-PROVINCIA

(ESPECIAL DÍA DEL TRABAJADOR) Mitos, cambios culturales y problemas de los trabajadores en el siglo XXI
El concepto de trabajo tal como lo conocemos los nacidos en los siglos XX y XXI responde a la lógica del capitalismo como sistema de organización económica y social de los Estados y las naciones. Pero vale preguntarse: ¿tiene hoy esta categoría el mismo sentido, la misma significación para hombres y mujeres, que hace 150, 50, 20 o 10 años? ¿Trabajamos con los mismos propósitos y motivaciones que nuestros abuelos? ¿Los problemas laborales son los mismos que tenían ellos y tendrán nuestros nietos?

1/5/2015 | 15:29
LA PLATA (por Ana Claudia Roche, de la redacción de DIB).- El concepto de trabajo tal como lo conocemos los nacidos en los siglos XX y XXI responde a la lógica del capitalismo como sistema de organización económica y social de los Estados y las naciones. Pero vale preguntarse: ¿tiene hoy esta categoría el mismo sentido, la misma significación para hombres y mujeres, que hace 150, 50, 20 o 10 años? ¿Trabajamos con los mismos propósitos y motivaciones que nuestros abuelos? ¿Los problemas laborales son los mismos que tenían ellos y tendrán nuestros nietos?

El experto en Recursos Humanos Alejandro Melamed también se hizo estos interrogantes y, con ánimo de hallar respuestas, profundizó en todo aquello que ocurre en los ámbitos laborales y está naturalizado y no se expresa. Abocado al estudio y práctica de estas temáticas desde hace más de 25 años, sistematizó experiencias personales y ajenas en su nuevo libro -el cuarto en su haber- “Historias y mitos de la oficina. Lo que nadie cuenta”, publicado por Planeta.

“Tengo el privilegio de tener contacto con innumerables situaciones y experiencias que muchas veces están debajo de la alfombra en las organizaciones. Quise ponerlas sobre la mesa, desmitificarlas, ponerles nombre y apellido y darle a las personas herramientas concretas para elaborar cada uno de estos temas”, resume Melamed, y abunda: “También trabajé los distintos mitos que hay sobre distintos aspectos del trabajo y después sumé mi punto de vista y las soluciones para cada uno de ellos”.

Las problemáticas laborales que Melamed categorizó trascienden cualquier tipo de compañía, o sea que ocurren en cualquier ámbito, no solo en la oficina como lugar de trabajo específico, sino en el sentido amplio de la palabra. “Son problemáticas que le ocurren desde a un médico en un hospital, a una persona que trabaja en una empresa multinacional, hasta a aquel que trabaja en el taller mecánico con otras personas. Son categorías generales y aplicables a cualquier tipo de industria y tamaño de empresa”, expresa.

Capítulo tras capítulo del libro, aparecen conceptos desconocidos en la teoría pero seguramente vividos por miles de trabajadores en su día a día. Motivación, salario emocional, maltrato psicológico, cómo ser decente en un mundo que es indecente, el talento, los nuevos fenómenos vinculados con el estrés, como el burnout, el bored out, el síndrome del loco o del domingo a la noche, el nuevo liderazgo a partir de los retos que tenemos en el mundo, la mujer en el trabajo, el amor y las relaciones afectivas, y el tema de los traslados al exterior, son los aspectos que Melamed indagó para interpretar los sentidos, alcances y problemas del mundo del trabajo en estos tiempos.

El autor confiesa que la categoría que más lo sorprendió e interpeló en su investigación fue la del acoso laboral. “Es algo que está muy escondido, hasta haría una analogía con el tema de las mujeres golpeadas. El acoso lo puede sufrir un hombre, una mujer, un joven, un adulto, y el nivel de sufrimiento que hay en la gente es enorme”, reflexiona.

El acoso laboral es una situación que se vincula con relaciones donde hay exceso de poder, o bien celos, envidia, “cuando se trata de afectar la autoestima de una persona, tratando de disminuir sus capacidades de acción incrementando la vulnerabilidad del afectado”, se explaya el escritor, y analiza: “Lo que se visualiza en el tema del acoso son situaciones puntuales, individuales, excesos que cometen ciertas personas que son terroristas organizacionales y terminan afectando la psiquis y el cuerpo de las personas de una manera alarmante”.

Para afrontar esta problemática, Melamed cree que “hay una responsabilidad social que tenemos todos los que trabajamos en las organizaciones, de ayudar a esta gente, cosa que no se hace. Hay que tratar de separar a los acosadores y fortalecer a los acosados”.

MOTIVACIÓN Y SALARIO EMOCIONAL

Otra ruptura cultural entre el concepto de trabajo del siglo XIX y el actual es el de motivación. A la pregunta qué es lo que realmente motiva a la gente para trabajar, Melamed responde que “hay cuatro ‘p’ por las que trabajamos: plata, placer, poder, prestigio”, y señala que “cuando alguien llega a un determinado nivel económico, no es la plata lo que lo motiva, hay otras cuestiones que generan una energía positiva, y fundamentalmente, en la medida que va pasando el tiempo, los patrones tradicionales de motivación van quedando en el olvido”. Al mismo tiempo, aclara que “esto no significa que no haya que pagarle bien a la gente, pero solamente pagándole bien no se consigue motivación”.

En esta línea, Melamed también reflexiona sobre otras tradiciones transformadas a partir de la irrupción de nuevas formas de trabajo desconocidas para las generaciones que fundaron las naciones actuales.

“Antes el trabajo era lo que daba sentido a la vida de uno, mientras que hoy los jóvenes dicen ‘no, el trabajo es una partecita de mi vida, porque mi vida tiene muchos otros aspectos que hasta inclusive son mucho más importantes que el trabajo’”, sostiene, y valora que esta tendencia “no está ni bien ni mal, es así. Lo que hay que hacer es, a partir de estos emergentes, leer adecuadamente qué significa el trabajo para la gente, y cómo darle sentido de una manera que sea generativa”.

Como correlato de las nuevas motivaciones laborales, surge la idea de salario emocional. “Es todo aquello que te compromete a vos con la organización que no implica plata. La realidad es que el salario emocional es una variable fundamental para tratar de generar compromiso con la gente, ya que son todas esas pequeñas cosas que sumadas hacen que vos digas que te da orgullo trabajar en tal lugar, ya sea por el tipo de organización, por los compañeros, por el clima que se vive, por el prestigio que te da trabajar en un lugar.

Son todas esas pequeñas cuestiones que no tienen un precio estipulado, en el recibo de sueldo no figuran. Sin embargo, es lo que más valora la gente”.

EL CURRICULUM VITAE IDEAL

Como experto en Recursos Humanos y con una trayectoria extensa en compañías como Coca Cola Company, Alejandro Melamed aventura una serie de tips para tener en cuenta a la hora de elaborar un curriculum vitae:

- Escribir datos reales, nunca inventar o mentir.

- No hacer un mismo CV para todo el mundo: hay que pensar en quién lo va a recibir.

- Menos es más: un buen CV es sintético, preciso, concreto, prolijo.

- Elegir una imagen discreta: evitar fotos que podrían ser para agencias de modelos.

- Registrarse en Linkedin, la red profesional web más importante del mundo, ya que la ven las 24 horas 313 millones de personas.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-564814
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.