Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es miércoles 26 de abril de 2017  
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

LOCAL

La Policía impidió robo en Carabelas
Magnífica respuesta policial frente a un accionar delictivo “profesional” - Sospechan de peligrosa banda pergaminense que azota a toda la región. Hubo tiroteo, enfrentamiento cuerpo a cuerpo y un detenido. Hay «curiosas» coincidencias que vinculan el hecho con el robo boquetero cometido contra la delegación del Banco Provincia hace un año, y con el asalto sufrido hace pocos días por una familia rural a la que le sustrajeron una Toyota Hilux, ya recuperada.

13/3/2015 | 06:41
Una peligrosa banda profesional de origen pergaminense intentó cometer un robo durante la madrugada del domingo en la sede central de la Cooperativa Agropecuaria de Carabelas, pero sus fines fueron frustrados por la policía, que impidió la sustracción de unos 30 mil pesos en efectivo y detuvo a uno de los delincuentes, que tiene frondoso prontuario.

INFORME OFICIAL

El informe oficial consigna que alrededor de las 4:30 del domingo personal del Destacamento Policial de Carabelas se hallaba realizando sus rondas preventivas habituales cuando tomó conocimiento de que en el interior de la Cooperativa se escuchaban ruidos y se veían chispazos provenientes del sector del autoservicio.

Personal policial se constituyó en el lugar, y advirtió que desde el exterior del local se percibían luces y sombras, como si se estuvieran utilizando linternas, mientras que los chispazos eran del tipo de los que producen las herramientas pesadas de corte.

La policía constató así que se estaba cometiendo un ilícito, y solicitó apoyo a otras dependencias, logrando la concurrencia de efectivos del Destacamento Vial de Carabelas; de la Policía Comunal, Comando de Prevención Rural, DDI y el Grupo de Apoyo de Estación (GAE) de Rojas; Policía Vial de Pergamino; Patrulla Rural de Colón; y personal de civil de la DDI de Rojas y Colón.

No obstante, los refuerzos tardaron cierto tiempo en llegar y mientras tanto, en determinado momento, en el sector del edificio que da a las calles 25 de Mayo y San Martín comenzaron a escucharse ruidos extraños mientras los perros no dejaban de ladrar mirando hacia los techos.

Tomando los debidos recaudos de seguridad, algunos efectivos se trasladaron hacia ese lugar y encontraron a uno de los malhechores, con el rostro semicubierto, quien al verse sorprendido comenzó a disparar con un arma de puño, presumiblemente un revólver (ya que no quedaron cápsulas servidas en el lugar).

Mientras este delincuente huía hacia la planta de silos protegiéndose con disparos, un segundo delincuente salió del edificio y, en medio de la oscuridad, se abalanzó sobre uno de los efectivos, iniciándose una fuerte lucha cuerpo a cuerpo. En ese momento apareció desde el sector del patio de la Cooperativa un tercer delincuente, también armado, y comenzó a disparar contra la policía. Los efectivos repelieron esta agresión con sus armas reglamentarias.

El malviviente, que había caído al piso, se reincorporó e intentó darse a la fuga, abandonando la mochila que llevaba (donde estaba el botín) y varias herramientas de mano; pero su huida fue dificultada por uno de los efectivos, que lo tomó de sus prendas de vestir y se trenzó nuevamente en lucha, hasta que varios minutos después, ya en la zona de la estación de servicio de la Cooperativa, y tras el arribo de refuerzos, se logró detenerlo.

El delincuente que había huido hacia la planta de silos, en tanto, aprovechó la ventaja lograda gracias a los disparos, ya que sus perseguidores debieron parapetarse para evitar los balazos, y se perdió en la oscuridad. Poco después, un vehículo tipo pick up salió de la zona oscura a gran velocidad, y se dirigió hacia la ruta 31 sin que la policía pudiera darle alcance.

Para ese momento ya llegaban a Carabelas los refuerzos solicitados, por lo que se dio inicio a un operativo cerrojo en los alrededores. No obstante, y dada la gran cantidad de caminos rurales que los malvivientes pudieron utilizar, después de varias horas el operativo arrojó resultado negativo. Se informó que en uno de los puntos de acceso a la ciudad de Pergamino fue avistado un automóvil con varios ocupantes a bordo, pero logró darse a la fuga perdiéndose por los caminos rurales en medio de la oscuridad.

Luego de detener a un delincuente y de que el resto se fugara, la policía realizó una prolija inspección ocular por los lugares donde actuó la banda, y logró secuestrar en la urgencia herramientas de mano y pesadas; una mochila que en su interior contenía sogas de grueso espesor; una escalera del tipo táctica (o aérea) de fabricación casera con sogas de grueso espesor y caños de PVC (utilizadas para escalar y descender por tapiales y techos); y otra mochila con unos treinta mil pesos en efectivo (en papel y monedas), tickets varios de compra con tarjetas de crédito y débito, y algunas prendas de vestir. Ese dinero sería prácticamente la totalidad de lo sustraído, ya que según pudo establecer la Policía Científica actuando en conjunto con las autoridades de la Cooperativa, el faltante sería de unos 2 mil pesos aproximadamente.

LA BANDA

Otras informaciones de carácter extraoficial indican que la banda que intentó cometer el robo en Carabelas sería básicamente de Pergamino, y tendría once integrantes. Se la supone especializada en robo a cajas fuertes y de seguridad, con varios antecedentes importantes, como hechos contra dos conocidas concesionarias pergaminenses de venta de automotores y un hotel de la zona.

Uno de los delincuentes que participó del robo en Carabelas, autor de varios disparos, habría sido liberado hace una semana, luego de pasar alrededor de un mes en la cárcel por un robo cometido en un hotel en Victoria, Entre Ríos, con similar «modus operandi» al utilizado en Carabelas.

El presunto jefe de la banda se movilizaría habitualmente en una Renault Kangoo gris... casualmente un vehículo exactamente igual al que condujo hasta la delegación Carabelas del Banco Provincia a los cuatro autores del «boquete» por el que se metieron para cometer un robo en agosto del año pasado, hecho también frustrado por la policía gracias a las cámaras de vigilancia interna de la institución. Las imágenes mostraron a los delincuentes mientras se arrastraban, y los movimientos efectuados serían sugestivamente parecidos a los de la banda que intentó sin éxito robar este domingo en la Cooperativa de Carabelas.

Si bien no hay datos oficiales, algunas fuentes cercanas a la investigación dejaron trascender la posibilidad de que algunos o todos los miembros de esta banda hayan estado complicados con el robo a la delegación carabelense del Banco Provincia.

Como se recordará, ese hecho tuvo lugar en agosto del año pasado, cuando alrededor de las 4:20 las cámaras de la filial bancaria detectaron la llegada de un furgón Renault Kangoo de color gris, que estacionó en el lugar para permitir el descenso de cuatro individuos, aparentemente jóvenes, que sin ninguna dificultad ingresaron al patio trasero de una casa desocupada (en venta) lindera con el edificio del BAPRO.

Un quinto delincuente partió inmediatamente en el furgón, dejando a sus cuatro cómplices en el lugar. Los maleantes practicaron un gran boquete en la medianera que les permitió ingresar a un baño del sector de oficinas del banco con total comodidad.

Ante la activación de la alarma, los delincuentes debieron salir apresuradamente del lugar, fugándose en un segundo vehículo que habría actuado como apoyo, sin poder llevarse nada.

Las fuentes mencionadas también vinculan a la banda con un sonado caso de abigeato perpetrado hace algunos meses en un establecimiento rural de la zona, cuando fueron sustraídas varias decenas de cerdos en una operación delictiva perfectamente planeada; e inclusive tendrían que ver con el robo a mano armada que sufrió una familia carabelense hace pocas semanas. En esa oportunidad fue sustraída una camioneta Toyota Hilux, que la policía encontró hace algunos días y devolvió a sus propietarios tras la realización de las pericias y otros trámites de rigor.

LA MECANICA DEL INTENTO DEL DOMINGO

Del frustrado robo a la Cooperativa de Carabelas participaron siete personas. Tres ingresaron al edificio, algunos de ellos armados. Uno, también armado, quedó de «campana» en el exterior; fue el primero en ser sorprendido, y el iniciador del tiroteo.

Otros dos quedaron a bordo de sendos vehículos de apoyo, y el restante fue quien trajo a los partícipes directos hasta la sede de la Cooperativa y se marchó inmediatamente.

Los delincuentes ingresaron escalando tapiales y practicando un agujero en el techo, tras lo cual vulneraron los mecanismos de seguridad que la entidad tiene instalados, lo cual demuestra que se trata de profesionales.

El que estaba de «campana» fue sorprendido por los policías y respondió a balazos, intentando huir. Al escuchar los tiros comenzaron a salir los que estaban dentro del edificio. El primero de los tres fue el que se trenzó en lucha cuerpo a cuerpo con un efectivo, mientras que el segundo también disparó con arma de fuego. Todo esto, aparentemente, para proteger la huida del último, que era el que traía la mochila con los treinta mil pesos robados.

La enérgica acción policial, que repelió los disparos y persiguió a los delincuentes, hizo que este último sujeto debiera «descartarse» de la mochila donde estaba prácticamente todo el dinero sustraído, además de algunas herramientas de mano.

Pasado el episodio, algunos vecinos relataron a la policía haber visto dos autos saliendo a alta velocidad de la localidad en dirección a la ruta 31, mismo sentido en el que huyó la camioneta con tres de los cuatro delincuentes que participaron directamente en el hecho.

Pese al intenso tiroteo no hubo que lamentar heridos, y sólo el efectivo que se trabó en lucha con el delincuente sufrió algunas lesiones leves. Es destacable que haya podido desbaratarse un robo profesional, cometido por delincuentes foráneos habituados a este tipo de hechos.

EL DETENIDO

El delincuente detenido es un hombre mayor de edad, y cuenta con frondosos antecedentes por hechos similares a éste, incluyendo violaciones a cajas de seguridad, cometidos en distintos distritos de la provincia de Buenos Aires y también en provincias vecinas. Está a disposición de la UFIJ N° 3 del Departamento Judicial de Junín cuyo titular es el fiscal Carlos Colimedaglia, acusado por "robo calificado por escalamiento y en banda, atentado y resistencia a la autoridad, y abuso de armas".

El detenido cuenta con frondosos antecedentes por hechos parecidos, y fue la «punta» de una investigación que aún está desarrollándose. Los investigadores han solicitado diversas medidas de prueba, y son optimistas en cuanto a la posibilidad de completo esclarecimiento del hecho.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-564814
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.