Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es miércoles 18 de octubre de 2017 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

LOCAL

Gregorio Torres: “Mirar para adelante y lograr lo que hace falta, que es mucho”
El flamante presidente de la Comisión Directiva que tiene la recientemente formada Asociación Civil “Hogar de Ancianos” (ex Cooperadora del hogar “San Francisco de Asís”) es Gregorio Torres.

30/1/2015 | 07:08


El flamante presidente de la Comisión Directiva que tiene la recientemente formada Asociación Civil “Hogar de Ancianos” (ex Cooperadora del hogar “San Francisco de Asís”) es Gregorio Torres.

A poco de haber iniciado sus nuevas funciones junto a un entusiasta grupo de trabajo, Torres efectuó algunas declaraciones señalando que “esto surgió a partir de una iniciativa que tuvo el Rotary hace unos tres años y medio, cuando vimos algunas irregularidades en el Hogar, y empezamos a gestionar la personería jurídica. Este trámite tardó más de tres años, y se logró a mediados de 2014. Todo fue hecho por el Rotary, y se concluyó con la presidencia de Matías Codino”.

Continuó diciendo que “terminado ese trámite se buscó la manera de seguir colaborando desde algún lado, y así fue como la buscamos a Rosa (Albamonte), alguien que tiene mucha experiencia por la FUNDAICO y su Centro de Día, para que nos orientara un poco. Al final terminó más “enganchada” ella que nosotros, y aquí estamos, dándole para adelante”.

Mencionó Torres que siempre estuvieron en contacto con el sacerdote Angel Cuchetti, y que “a raíz de la convocatoria y de la voluntad de todos se creó la Asociación Civil “Hogar de Ancianos” y desde ahí empezamos a tratar de organizar un poco todo”.

Explicó que los primeros pasos a dar estarán orientados en varios sentidos. “Hay de todo para hacer”, sostuvo Torres, y destacó que “empezamos por conocer al personal y a ver cuáles son las necesidades, las falencias, y así estamos, orientándonos a la parte administrativa y organizativa. Hemos convocado a una asistente social, a una nutricionista, y estamos tratando de que vengan médicos, kinesiólogos, algún profesor de educación física, y demás. Armamos un organigrama para darle forma a todo lo que queremos lograr, y también hemos bancarizado toda la entidad. Esto jamás trabajó bancarizado, y hoy no pasa un centavo en efectivo por el hogar. También se está bancarizando al personal, que tuvo que darse de baja de la antigua Cooperadora y darse de alta en la Asociación, todo bajo control del Ministerio”.

“El hogar tiene hoy 21 empleados, y con ellos estamos avanzando para ver cómo podemos seguir. La intención es ayudar todo lo que podamos, y apuntar a cambiar lo que haya que cambiar, porque están dadas todas las posibilidades para que la situación sea totalmente distinta a la que es. El Hogar está muy venido abajo, no tuvo el apoyo que merecía haber tenido, y al estar administrado por una sola persona, las cosas se complicaron. Pero no vamos a hablar de lo anterior, queremos mirar para adelante, trabajar entre todos, y así se irán concretando las cosas”, agregó Torres.

Con respecto a las tareas urgentes, explicó que “iniciaremos una campaña de socios, porque todos los que había, asociados a la Cooperadora, se tienen que reasociar a la nueva institución. Tenemos que tratar de sumar a toda la población, y empezaremos por nuestros negocios, lo transmitiremos a la Iglesia, a través de los medios, para tratar de lograr que el dinero que pueda entrar sea utilizado, entre otras cosas, para que los profesionales actúen como corresponde dentro del hogar. La cuota es de treinta pesos, y se puede pagar por débito bancario. Y también se pueden hacer donaciones”.

“Estamos haciendo un cambio general de proveedores. Ya han cambiado todos, y ahora que tenemos nutricionista, se hará el requerimiento semanal e iremos cancelando también semanalmente lo que vayamos adquiriendo. No se utilizará más leche sin pasteurizar; los quesos vendrán directamente de la fábrica; y compraremos a proveedores de Rojas, por ejemplo a la Cooperativa de Carabelas, con la que negociaremos algún acuerdo para ver qué tipo de beneficios podemos tener por compras en cantidad. Hemos organizado una forma de pagos por tesorería, mensual, todo de manera legal y previsible, como corresponde”, manifestó el presidente del Hogar.

Además, informó que “se han acercado dos arquitectas para relevar la totalidad del edificio y hacer un proyecto nuevo de reacondicionamiento total, tratando de hacerlo por partes y conseguir padrinos para cada una de las partes, como se hizo en otro momento. Trataremos de adecuar el edificio a las normas que corresponde, con padrinos en distintos sectores”.

ROSA ALBAMONTE: “LA PARTE HUMANA ES LO PRIMERO QUE DEBEMOS ATENDER”

La contadora Rosa Albamonte, con amplia experiencia en la administración de organismos no gubernamentales, es una de las que lleva adelante la reorganización del Hogar de Ancianos. Consultada al respecto, dijo que “estuvimos en el Ministerio de Desarrollo Social para tratar de conseguir un convenio de asistencia financiera como el que tenemos en el Centro de Día. Nos orientaron para que sepamos cómo debemos avanzar para que eso funcione, y estamos trabajando para adecuarnos a lo que nos piden. Una vez que tengamos la aprobación del Ministerio de Salud de la Provincia, que es el paso previo, tendremos la posibilidad de que nos cubran las obras sociales, de que nos atienda el Ministerio, y de esa manera, aprovechando que tenemos cuenta bancaria, personería jurídica vigente, y demás, podremos pedir subsidios. Actuamos como si nos encamináramos a hacer la presentación ante el PAMI. Estamos lejos, pero el tema es encaminarse en base a lo que nos piden”.

Mencionó también la carencia de equipamiento que tiene la institución. “En la cocina no hay nada, ni un mísero pelapapas; las enfermeras andan con trapo de piso, y por eso estamos tratando de conseguir un lavapisos industrial; los productos de limpieza deben estar bajo llave, lo mismo que la medicación, y no lo están. Hay un montón de cosas que hacer, algunas sencillas y otras no tanto, pero en eso estamos”.

“La parte humana es algo que empezamos a atender inmediatamente, y por eso hemos convocado a profesionales. Ya tenemos algunos que se han acercado para hacer talleres cognitivos, o de senderismo, distintas cosas que le permitan a los abuelos estar ocupados. El edificio es un gran problema, pero la parte humana tiene que estar perfectamente atendida. Tenemos a la nutricionista que controla todo permanentemente, porque los abuelos necesitan atención profesional, y personalizada”, añadió Albamonte.

“Nosotros podemos saber de papeles, cómo manejar a los empleados o cómo conseguir recursos; pero son los profesionales los que tienen que decidir qué se hace con cada uno de los abuelos”, dijo después.


 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.