Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es viernes 18 de agosto de 2017 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

LOCAL

Armellini y la reforma del Reglamento el HCD
“Buscamos mejorar el funcionamiento y, de paso, que todos aprendan lo que es un Concejo Deliberante”, dijo el concejal radical.

9/10/2014 | 20:32


El bloque de concejales de la Unión Cívica Radical acaba de lanzar a debate un proyecto para modificar el reglamento interno del Concejo Deliberante, tendiente a mejorar el funcionamiento del cuerpo que, desde 1983 a la fecha, está regido por una norma muy antigua y copiada de la de un organismo muy diferente: la Cámara de Diputados de la Nación.

Esta iniciativa no es nueva. Data del año 2008, momento en el que los concejales iniciaron charlas para concretar la modificación, que quedaron posteriormente suspendidas debido a diversos problemas políticos suscitados en el seno del Concejo.

Ahora, por iniciativa de la bancada radical, y más concretamente del concejal Leonardo Armellini, el HCD se apresta a retomar aquella discusión trunca. Vale aclarar que, más allá del acuerdo que pudiere o no existir en torno del texto redactado por Armellini, hay consenso entre los distintos bloques sobre la necesidad de una reforma basada en los requerimientos de la tarea deliberativa actual y de más de treinta años de experiencia democrática.

Consultado sobre la iniciativa, el doctor Armellini expresó que “es un proyecto que habíamos armado para consensuar en el año 2008, pero no logramos hacerlo porque después devino el desplazamiento de la Presidente y su reemplazo, y luego mi renuncia. Pero fue en ese momento que se planteó la necesidad de que quedara bien establecido cuál es el procedimiento que se debe seguir para sancionar una ordenanza, o el acto que fuere, respetando las formas del derecho parlamentario”.

EL QUE ESTÁ VIGENTE ES MUY ANTIGUO

“Este reglamento propuesto tiene tantos artículos, justamente, porque contempla todo eso. El que está vigente es muy antiguo, cuya base es el de la Cámara de Diputados de la Nación, y no abunda demasiado sobre cómo se debe tratar determinadas peticiones de los concejales como las mociones de privilegio; cómo deben despacharse las comisiones; cuáles son las mayorías que se deben aplicar cuando los temas tienen o no despacho de comisión; cómo deben identificarse y darle trazabilidad a los expedientes que ingresan al cuerpo; y expresamente dejamos establecido que no se puede sesionar si en esa misma sesión se está poniendo en consideración y aprobando el acta de la sesión anterior”, añadió.

Sobre este último tema, explicó que “el trámite legislativo, en estos casos, es oral, más allá del respaldo en papel que tiene cada uno de los expedientes cuando se presentan por secretaría. Todo el tratamiento es oral, y si el taquígrafo no presenta la versión taquigráfica inmediatamente después de terminada la sesión, a la sesión siguiente se está actuando sobre supuestos. El elemento formal del acta de la sesión anterior no está nunca... y esto no pasa por reproches al taquígrafo ni al secretario. Es una cuestión organizativa del cuerpo, de la cual nos tenemos que hacer cargo todos”.

“Tenemos que asumir que el procedimiento es estrictamente formal; que a esas formas hay que cumplirlas; que ante el no cumplimiento hay sanciones determinadas; y que debemos ser serios cuando trabajamos en el seno del Concejo, ya que no hay instancias de apelación a las que podamos concurrir inmediatamente cuando se cometen los horrores que se cometen, muchas veces ex profeso”, agregó Armellini.

“La única vía que queda suele ser el conflicto de poderes ante la Corte, que es muy reticente a tratar estos temas; o bien la vía contencioso administrativa, pero sólo cuando hay daño patrimonial a un particular. Es algo muy engorroso, y no lo hemos encarado con la seriedad que amerita. Frente a esta realidad hemos desempolvado este proyecto de reglamento, que contempla la experiencia de muchos concejos deliberantes de la zona que trabajan muy bien, como los de San Nicolás, Pergamino o San Pedro, y también nuestra propia experiencia. Hemos buscado un articulado que contemple las distintas situaciones que se pueden dar en el desarrollo de una sesión, la forma en que deben presentarse los expedientes, cómo deben funcionar las comisiones, cómo se debe despachar en mayoría y en minoría, cómo se deben aprobar los proyectos en particular y en general, y un sinfín de cosas más”, dijo después.

Como tema destacable por su importancia, abordó el del Secretario del cuerpo que, según explicó Armellini, “según la Ley Orgánica, debe ser un concejal. En nuestro caso, hace años que el secretario no es concejal sino un empleado administrativo. Recuerdo un incidente importante ocurrido hace algunos años, cuando echaron a un secretario del cuerpo y yo planteé una cuestión de privilegio porque el secretario que hoy tiene el Concejo Deliberante debe nombrarse y puede ser removido únicamente con acuerdo del cuerpo, porque ese secretario cumple con la función de refrendar todos los actos del Concejo Deliberante y del presidente en particular. Ocupa el cargo que, según la Ley Orgánica, debería ser de un concejal”.

MEJORAR EL FUNCIONAMIENTO

“La idea es que podamos mejorar el funcionamiento, y de paso que todo el mundo aprenda cómo debe ser ese funcionamiento, porque parece que hay gente que todavía no está enterada de lo que es un Concejo Deliberante, para que podamos estar a la altura de las circunstancias”, dijo después.

Sobre la existencia de consenso entre los distintos bloques para el análisis del proyecto, consideró Armellini que “creo que sí, porque es algo que nos viene bien a todos. Así sabremos a qué atenernos. Pero veremos cómo se desarrolla todo esto. Seguramente habrá debate, y posturas de los otros sectores que reformen, agreguen o quiten artículos. Nosotros estamos abiertos a hacerlo con tal de tener un reglamento al que atenernos, y que cada cual sepa cuáles son sus atribuciones, de qué manera hay que llevar adelante los temas, cuáles son las funciones del Presidente, que en el desarrollo de las sesiones son simplemente ordenatorias. Tenemos muchos problemas con esto, porque a veces hacen caso omiso, y el Presidente desde su lugar opina, cambia las posturas, interpreta las mociones, cosas así. En varias sesiones hemos estado al borde del escándalo por cuestiones así”.

“Hace algunos años, las sesiones se filmaban; y eso nos daba el respaldo de la filmación, además de la exposición pública, lo cual hace al fin de cumplir con la publicidad de los actos de gobierno. Eso nos permitía mostrar el trabajo que se hace en el Concejo, y a la vez tener un respaldo digital de lo que habíamos hablado. Hoy no tenemos nada de eso, y la situación es por demás de preocupante”, finalizó diciendo.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.