Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es lunes 22 de mayo de 2017  
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

ARGENTINA-MUNDO

Saint Amant II: comenzaron las audiencias en el juicio que involucra a dos ex policías rojenses
Están acusados crímenes durante la dictadura, los comisarios retirados Guillermo Adrover y Arnaldo Bolmeni, junto a otros tres imputados. En la primera jornada, desarrollada en el recinto del Concejo Deliberante, cuatro testigos declararon en el marco del expediente Lanzilloto-Santillán. Emotivos testimonios en la segunda audiencia pública .

18/8/2014 | 11:06




DE LA OPINIÓN (Pergamino) - El miércoles 6 en horas de la mañana, como estaba pautado, comenzaron, en el recinto del Concejo Deliberante de nuestra ciudad, las audiencias testimoniales en el marco del juicio en la mega causa Saint Amant II, que se desarrolla contra los represores por los crímenes de lesa humanidad cometidos en Pergamino durante la última dictadura militar. Más precisamente, los testimonios se comenzaron a escuchar después de las 13:00; antes, a la hora de la convocatoria, se sucedieron diferentes manifestaciones y se dio la bienvenida a “Taty” Almeida, de las Madres de Plaza de Mayo.

Hecho histórico

Desde media mañana, las inmediaciones del Municipio estuvieron cercadas y rodeadas por gendarmes mientras que en la Plaza Merced, referentes de distintos partidos políticos y organismos de derechos humanos colgaron sus banderas y carteles a modo de apoyo al juzgamiento de los represores. 

El Palacio Municipal fue el punto de encuentro de numerosas personas que se acreditaban para participar del juicio, entre ellos estudiantes, docentes, referentes de organizaciones de derechos humanos, concejales, representantes de distintas instituciones tales como el Inta y la Unnoba.

En contacto con los medios de comunicación, el director regional del Inta Daniel Soma y el rector de la Unnoba, Guillermo Tamarit, destacaron la realización de los juicios en nuestra ciudad. “Creo que es un hecho muy relevante el poder reconstruir la historia reciente de los argentinos, y particularmente, se inscribe en una semana en la que se dio la aparición de un nieto más, nieto de nuestra querida Estela de Carlotto”, aseguró Soma.

Por su parte el rector Guillermo Tamarit expresó que “las instituciones respaldan una política de Estado que consolida la defensa de los derechos humanos”.

Política de Estado

También estuvo presente el director del Archivo Nacional de la Memoria, Ramón Torres Molina, que expresó que estos juicios significan el esclarecimiento de los delitos de lesa humanidad. Además destacó la importancia de que las audiencias se realicen en el mismo lugar en que transcurrieron los hechos. Esto, según Torres Molina, “otorga una enseñanza hacia la sociedad y dota a los ciudadanos de un criterio que pone de manifiesto que esta historia no debe repetirse”.

El ex diputado nacional considera que si bien la lucha por el juzgamiento de los delitos de lesa humanidad comenzó apenas finalizada la dictadura, “fue en 2003 cuando el Estado toma como propias las reivindicaciones que hacían los organismos de derechos humanos e instaura políticas públicas a tal efecto”.

Sin precedentes

Antes de que se inicien las audiencias testimoniales, el intendente municipal Omar Pacini acompañó y felicitó a los integrantes de la comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante, en la figura de Mónica Filippini y Griselda Incerti.

“Estamos ante un hecho sin precedentes en Pergamino como es la realización de un juicio por los crímenes de lesa humanidad que se cometieron en nuestra ciudad durante la dictadura. Esto tiene su correlato en la historia del ‘Nunca más’ en 1983 con el inicio de la democracia”, sostuvo el jefe comunal.

Por otra parte remarcó la posibilidad que hoy tienen todos los pergaminenses “de ser testigos de un hecho histórico en el Partido de Pergamino”.

La presidenta de la comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante, Mónica Filippini, afirmó que con este hecho Pergamino se inscribe en los parámetros de “justicia, verdad y memoria”.

La presencia de “Taty”

Dos horas más tarde de lo previsto, y aún estando las personas concentradas en el hall del ingreso del Municipio, los presentes brindaron un caluroso aplauso a Lidia “Taty” Almeida, Madre de Plaza de Mayo de la línea fundadora que participó del juicio.

Primera audiencia

Pasadas las 13:30, y ubicados los jueces, los acusados y las personas en el recinto del Concejo Deliberante, comenzó el juicio que se extendió, en su primera jornada por más de cuatro horas.

Luego de finalizada la primera audiencia, LA OPINION tuvo oportunidad de dialogar con la presidenta de la comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante, Mónica Filippini, que dijo sentirse emocionada con el relato de los cuatro testigos. “Particularmente me siento muy emocionada por realizar, junto a un grupo de colegas, el acompañamiento a los testigos en un momento tan difícil, tan crucial de sus vidas”, aseguró la concejal del Frente para la Victoria sobre su rol como asistente psicológica de los testigos.

En la primera audiencia testimonial declararon como testigos Ernesto Rodríguez, Pedro Petro, Marta San Martín y María Frizza en la causa Lanzilloto-Santillán por privación ilegal de la libertad, tormentos, homicidio agravado, usurpación de inmueble y robo calificado. Se encuentran imputados Manuel Fernando Saint Amant, Antonio Bossie, Carlos Rocca, Arnaldo Bolmeni y Guillermo Adrover. Fue querellante Alba Lanzilloto, hermana de María Cristina, representada por el equipo jurídico de la organización de derechos humanos “Hijos”.

Los excomisarios de Pergamino Arnaldo Bolmeni y Guillermo Adrover, acusados de privación ilegal de la libertad y tormentos, se desempeñaron en la seccional Primera de Policía de Pergamino cuando se produjo la desaparición de Carlos Santillán y María Cristina Lanzilloto.

Cuatro testimonios

En la primera audiencia se escucharon cuatro testimonios por el caso del matrimonio Lanzilloto-Santillán. En esta instancia Ernesto Rodríguez, el primer testigo, profesor de Historia, dio un pantallazo de la conformación de las organizaciones en aquella época, sobre todo de Montoneros y el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). “El testimonio de Rodríguez fue muy esclarecedor y pedagógico ya que supo encuadrar perfectamente el contexto histórico en que se dieron las desapariciones”, contó Matilde Gatti, abogada querellante.

En segundo lugar declaró Marta San Martín. La mujer se desempeñaba como niñera de los hijos del matrimonio Lanzilloto-Santillán; una vez que acudió a la casa para cumplir con su labor habitual sufrió el secuestro y detención ilegal por espacio de dos días.

Pedro Petro, el tercero en declarar, es el marido de Marta San Martín que, avistando que su mujer no aparecía, se trasladó a la casa del matrimonio en cuestión y fue detenido ilegalmente también, dado que la vivienda de los Lanzilloto-Santillán había sido usurpada por los policías. “El testimonio de este matrimonio fue muy esclarecedor porque dieron cuenta del ensañamiento con que perseguían a las personas los militares de la dictadura. Esto recién empieza y creemos que la jornada fue muy dura y tensa pero productiva”, expresó Gatti.

María Frizza fue la última en ofrecer su relato. La mujer era amiga del matrimonio Petro-San Martín y brindó detalles de la detención de ambos en la Comisaría Primera de nuestra ciudad.

Próximas audiencias

Las audiencias testimoniales continuarán, en principio, el próximo y los posteriores miércoles, pero se aguarda que en el corto plazo puedan realizarse dos días a la semana. Se está a la espera de que uno de los jueces, afectados a un juicio de lesa humanidad que se desarrolla en Rosario, se desocupe.

Acompañamiento 

Por último Mónica Filippini agradeció a los pergaminenses el haber participado activamente del juicio. “Vimos un salón colmado de ciudadanos que quisieron conocer la verdad”, agregó Filippini y agradeció a los referentes de las instituciones de Pergamino que participaron de este “hecho histórico”.

EMOTIVOS TESTIMONIOS EN LA SEGUNDA AUDIENCIA PÚBLICA


DE LA OPINION. Tal como estaba previsto, el miércoles 13 en horas del mediodía, el recinto del Concejo Deliberante se convirtió, una vez más, en el ámbito en que se desarrollan las audiencias testimoniales en el marco del juicio, por crímenes de lesa humanidad, Saint Amant II.

Aunque la audiencia estaba programada para las 11:30 horas, recién pasadas las 13:00 horas, con la presidencia del juez Vázquez y las vocalías de los jueces Paulucci y Escobar Cello, comenzaron a tomar los testimonios programados con relación al caso Lanzilloto-Santillán. 
 
TRES TESTIGOS

La ronda de testigos comenzó con una breve exposición a cargo de Jorge Santillán, hijo menor de María Cristina Lanzilloto y Carlos “Cacho” Santillán.

Durante su exposición, el testigo afirmó que nada recuerda del secuestro que sufrieran sus padres, él y su hermana en noviembre de  1976 por personal de las Fuerzas Armadas.  Es preciso destacar que, al momento del rapto, Jorge sólo contaba con poco menos de un año y medio de edad.

Interrogado el testigo sobre los fiscales acerca de cómo  sabe él la historia del secuestro, Jorge Santillán aseguró que por los relatos de sus propios familiares. En este sentido y de acuerdo con la declaración del testigo, el rapto se produjo en noviembre de 1976 cuando personal de las Fuerzas Armadas irrumpió en la vivienda que el matrimonio Lanzilloto-Santillán poseía en calle Rivadavia. Desde allí, Cristina y Carlos junto a sus dos pequeños hijos fueron trasladados a una dependencia de la vecina localidad de San Nicolás.
 
MARÍA LUCÍA
La segunda en prestar declaración fue la hija mayor de María Cristina y de Carlos, María Lucía, que naciera en Buenos Aires el 7 de junio de 1974.

Lo relatado por la testigo es fruto de lo que conoce gracias a los datos aportados por diferentes documentos. Según lo informado por Lucía, los hermanos fueron trasladados junto a sus padres luego de que personal de las Fuerzas Armadas irrumpieran en su casa a mediados de noviembre de 1976.

Tal como lo contara su hermano, Lucía manifestó que la Iglesia en la que fueron abandonados se llamaba Cristo Rey y estaba ubicada en Fisherton en Rosario. Allí una mujer Angélica fue quien se hizo cargo de ellos hasta que sus abuelos paternos los encontraron en febrero de 1977, luego de que Angélica realizara una búsqueda a través de los medios de comunicación. 

Acerca del secuestro de su abuelo, que sucedió anterior al encuentro de los hermanos en Rosario,  Lucía contó que ella sabe por documentos escritos que dejó Benjamín Santillán (así se llamaba su abuelo) que con motivo de celebrar las fiestas de fin de año, Benjamín arribó a Pergamino. Una vez aquí, el abuelo se dirigió a la casa de calle Rivadavia a buscar a su hijo, su suegra y sus nietos pero que, cuando llamó a la puerta, fue atendido por una niña que le dijo: “le voy a avisar al señor Roca”. Posterior a esto, Benjamín  fue detenido, torturado y luego liberado en un descampado. 
 
CRIANZA

Una pregunta de rigor de parte de la Fiscalía para los testigos fue: ¿Cómo transcurrió su vida sin la presencia de sus padres? A lo que Lucía respondió que tuvo una buena crianza ya que sus abuelos, tíos y primos se encargaron de “cada uno, desde su lugar, suplir la ausencia de mis padres”.

En otro tramo de su discurso, la testigo expresó que “cuando era adolescente pensé que mis padres nos habían abandonado y no quería hablar mucho del tema” pero desde que falleció Benjamín Santillán, su abuelo, comenzó para ella una etapa de investigación. “Mis abuelos guardaban cartas de mis papás y ahí tuve las pruebas necesarias para darme cuenta de que mis papás nos querían. Esto me hizo comprender su compromiso para con la sociedad”.

Por último el abogado defensor de los imputados, el señor Belgrano, solicitó que la testigo ofreciera copias de los documentos y cartas a las que hace alusión Lucía Santillán.
 
FAMILIA LANZILLOTO

El tercer y último testigo de la jornada fue el de Ramiro Mena, en cuyo DNI figura como Ramiro Gagiotti (el último apellido lo posee luego de que su tía materna lo adoptara al desaparecer sus padres). El mismo domiciliado en la localidad de Chepes La Rioja es hijo de Ana María Lanzilloto, hermana melliza de María Cristina y de Domingo Mena.

Haciendo una descripción de sus familiares desaparecidos y víctimas de la dictadura militar, Ramiro Mena contó que el primero en ser detenido, torturado y luego liberado fue Carlos Alberto Lanzilloto (tío del testigo). 
Carlos Mario Lanzilloto (tío) tenía un estudio de abogados que había presentado varios habeas corpus por los desaparecidos, ámbito que sufrió atentados de bombas.

Alba Rosa Lanzilloto (tía) fue también detenida y luego liberada que para no ser asesinada tuvo que exiliarse a España hasta que finalizó la dictadura.

Ana y María Cristina Lanzilloto (madre y tía), hermanas mellizas, militantes del PRP que fueron secuestradas. Además el testigo declaró que Ana María al momento del secuestro tenía un embarazo de ocho meses por lo que, Ramiro presupone que tiene un hermano, aún desaparecido, que tiene alrededor de 38 años.

A todos ellos los caracterizó como seres “comprometidos con la comunidad y con sus ideales”.

Ramiro participó por la desaparición de sus padres en el juicio de Campo de Mayo en que fueron condenados varios participantes de la dictadura militar, entre los que se encontraba Santiago Riveros que según Mena fue “el que ordenó inyectarle anestesia a mi papá para luego tirarlo de un avión”.
 
ORGULLO

Por último y recordando el compromiso de sus padres, Mena aseguró que siente una profunda admiración. “La experiencia de lo que les pasó a mis viejos dejó en mí el dolor desgarrador de perderlos y de la manera más violenta de la que uno se puede imaginar. Esto hizo que tomara conciencia, que emprendiera en mi adolescencia, la reconstrucción de mi historia, una historia que después de conocerla hizo que me sintiera orgulloso del coraje que tuvieron mis papás en pos de defender valores tales como la equidad, la nobleza, la solidaridad, la igualdad”, expresó Mena.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-564814
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.