Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es martes 23 de mayo de 2017  
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

LOCAL

Reuil y la vuelta del “Federico”
El secretario de la Cooperativa Ferroviaria CBA que está por reflotar un servicio regional en el ramal del Urquiza desde Fátima hasta Giles, sostuvo que “el único que puede hacer que el tren Rojas - Buenos Aires vuelva a correr es el Estado”.

21/6/2014 | 11:24


¿Volverá alguna vez a Rojas el tren de pasajeros?

No es una utopía, pero tampoco algo que se vislumbre como cercano. Belgrano Cargas, la nueva concesionaria, no ha manifestado hasta ahora ninguna intención de revitalizarlo (ni siquiera para cargas, lo cual sería imposible dado el estado de las vías), y la única entidad que ha producido algún avance, la Cooperativa Ferrocarril Central Buenos Aires, tiene capacidad para brindar puntualmente algunos servicios regionales, pero no para poner en marcha uno troncal de más de doscientos kilómetros, como es el que une Rojas con la Capital Federal.

El secretario de esa cooperativa es un rojense, Nicolás Reuil, quien hace pocos días fue noticia gracias a que tomó estado público la reparación de un viejo vagón donado por Subterráneos de Buenos Aires a la Municipalidad de Rojas en 2005.

El coche está siendo puesto a punto en los talleres ferroviarios de Junín, hoy a cargo de otra cooperativa, y pronto comenzará a rodar en un tramo de 32 kilómetros ubicados entre las estaciones de Ruiz (partido de Luján) y San Andrés de Giles (cabecera del partido homónimo).

Reuil recordó que “este proyecto fue presentado por la cooperativa hace más de diez años, y consistía en volver a prestar el servicio de pasajeros con material rodante propio. Eso lo diferencia de otras iniciativas, que simplemente le piden al Estado que preste el servicio. Nosotros contamos con coches que fueron de Subterráneos de Buenos Aires, y que con muy poca inversión se pueden adaptar para funcionar en las vías de este ferrocarril”.

Aclaró que “no pretendemos recuperar el servicio tal y como era en la época de Ferrocarriles Argentinos, ya que no está el recurso ni los materiales, ni el personal, ni todo lo que hubo en otro momento. No estamos intentando recuperar el servicio troncal, que una Rojas con Buenos Aires, sino servicios que unan localidades por las que pasa este ramal”.

“En un principio trabajamos en la zona de Rojas, porque la Municipalidad de Rojas se había hecho cargo del proyecto. Después eso quedó abandonado, y hace unos dos años, casi tres, empezamos a trabajar de nuevo de la mano del Ministerio de Trabajo y del INAES, que es el instituto que regula la actividad de las cooperativas y las mutuales. Ellos nos dieron apoyo para normalizar la parte institucional y administrativa de la cooperativa, que estaba paralizada, y con una línea de créditos nos ayudaron a reequiparnos con herramientas, a pagarle el sueldo a algunos asociados que estaban trabajando en las vías, y se pudo avanzar muchísimo con la reforma del coche que está en Junín, el primero de tres iguales que tenemos, y ya está cerca de quedar terminado”, dijo Reuil.

Con respecto a las vías, sostuvo que “estamos trabajando en la recuperación de 32 kilómetros en el partido de San Andrés de Giles, que es donde vamos a realizar las primeras pruebas. Elegimos ese lugar por algunas ventajas que tiene, como por ejemplo la existencia de un galpón para guardar el material rodante, y la colaboración de la Municipalidad con el movimiento de alguna maquinaria. Después de muchos años de presentado el proyecto, y de mucho tiempo de estar parados, estamos cerca de lograr la recuperación de un servicio de pasajeros de alguna clase”.

“NO ALIMENTAR FALSAS EXPECTATIVAS”

“La expectativa de que vamos a traer el tren de pasajeros otra vez a Rojas, quizás sea un poco exagerada. Seguramente, si vuelve, será de la mano del Estado Nacional, o de algún organismo más poderoso que nuestra humilde cooperativa ferroviaria”, dijo el secretario de la CFCBA, a fin de no alimentar falsas ilusiones.

“Nuestras posibilidades son las de brindar servicios locales, como el que estamos implementando ahora con la unión de cuatro pueblos chicos en esos 32 kilómetros de San Andrés de Giles y un pedacito del Partido de Luján. En realidad son tres localidades chicas y la cabecera del partido. La intención es empezar a circular en ese lugar, haciendo pruebas, ya que hay que pasar por un montón de homologaciones y trámites oficiales. La Secretaría de Transportes de la Nación tiene un montón de requisitos, y la CNRT emite los certificados de aptitud, tanto para material rodante como para conductores. Es necesario hacer un curso, estudiar para poder tener habilitación y conducir este coche, que es único, no hay otro igual”, añadió.

“La extensión del proyecto nuestro hasta Rojas implicaría necesariamente un interés de parte del Estado. Con los recursos técnicos y económicos que tiene la cooperativa se puede brindar un servicio regional, pero no uno de más de doscientos kilómetros, con muy poco material. La capacidad operativa nuestra, como empresa cooperativa, es limitada. Lo que proponemos, entonces, es empezar a recuperar el servicio. Puede ser que una vez que el servicio regional funcione, y tenga una cierta demanda, provoque el interés de los organismos del Estado que tienen la capacidad de hacer las inversiones necesarias para completarlo”, expresó Reuil.


Expresó que “en los últimos tiempos se han hecho obras importantes en materia ferroviaria, aunque es verdad que limitadas a la zona metropolitana en cuanto a pasajeros, y a los corredores de carga. Todavía falta muchísimo para que, si eso se sigue extendiendo, llegue a ramales como éste. Hay un orden de importancia de los ramales, y este para nada está entre las prioridades.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-564814
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.