Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es jueves 23 de marzo de 2017  
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

REGION-PROVINCIA

Mastrorilli aseguró que en la Región el delito creció igual que en la Provincia
El fiscal general del Departamento Judicial Junín afirmó que si bien aumentó la cantidad de ilícitos, la participación de esta jurisdicción con las demás, se mantiene entre el 1,3 y 1,4%. Sobre la droga, dijo que hay “más cantidad de bocas de expendio”.

28/4/2014 | 09:47
Diario Democracia - Tras la publicación de las cifras de la Procuración de la Corte bonaerense que indican que en la Región, la cantidad de hechos delictivos en 2013 aumentó un 11 por ciento, en comparación a las cifras del 2012, el fiscal general del Departamento Judicial Junín Juan Manuel Mastrorilli, dijo que el incremento existe, pero que la participación de la jurisdicción con respecto al resto de la Provincia se mantiene.

Mastrorilli explicó que los hechos de violencia y de inseguridad crecieron en Junín, y en las ciudades aledañas, al igual que en el resto de la Provincia, pero que a veces, en pocos hechos, una pequeña variante puede modificar un porcentaje abruptamente.

En cuanto a la cantidad de causas por droga, que aumentó un 20 por ciento de un año a otro, según el informe difundido por la Procuración, el fiscal general dijo que se debe a un mayor trabajo en los procedimientos, pero también advirtió que se ven en la calle más bocas de expendio.

Democracia: -¿Cuál es el análisis que hace luego de las estadísticas que indican un crecimiento en la cantidad de delitos en el Departamento Judicial Junín?

Mastrorilli: -Yo estoy trabajando con un aumento de 950 Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) de un año a otro, eso me da un incremento de un diez por ciento. Este análisis que yo hago surge a partir de las mismas estadísticas que se utilizan para el análisis provincial de la estadística delictual. El delito en la provincia se mide con las estadísticas de la Procuración porque se tiene como los datos más confiables.
No quiere decir esto que los números no siempre reflejan la realidad de lo que hay dentro de cada IPP. Muchas veces puede haber una carátula inicial que no coincida con lo que después pueda ser la causa para el fiscal o en el juicio. Un “robo calificado” puede terminar como “robo simple” o a la inversa. Puede variar respecto de los delitos que estamos hablando.

D: -Igualmente, sirven para tener una primera fotografía y una muestra de la realidad.

M: -Eso desde ya. Otra cosa es que nosotros podemos sentarnos a hacer un análisis estadístico pero sabemos lo que está pasando en la calle. A veces hablar de estadísticas justamente se torna chocante por eso.
Yo hago mi propio Departamento de gestión, desde Junín, mi departamento judicial, y soy un apasionado de eso. Pero no es ni más ni menos que tratar de mejorar algunas cosas cuando uno ve un parámetro que puede llamar la atención. Para eso son las estadísticas, no para asustarnos, ni para tratar de asustar a la población.
Los datos se sacan del sistema de gestión del Ministerio Público Fiscal. Es un programa en el cual se hace todo el trámite de una investigación. Por eso a veces no es un informe que se pida como estadística, sino que ellos mismos lo absorben desde el sistema. Puede tener variaciones pero obviamente hay una tendencia alcista. Lo cual no quiere decir que Junín respecto del global provincial tenga una participación diferente en cuanto a porcentaje respecto del aumento de delitos.
Nosotros siempre estamos entre 1,4 o 1,3 por ciento de la participación global. Esta vez estamos por arriba de la media provincial (N. del E.: en cuanto al incremento de un año a otro de la cantidad de hechos delictivos). Muchas veces estuvimos por abajo. El estar por abajo está distribuido con otros departamentos. Pero nunca pasamos del 1,4 o 1,3 de la participación global.
La participación de Junín en el delito de la Provincia sigue siendo la misma como histórica.

D: -También hubo un aumento en las causas de menores que participaron del delito.

M: -Un 8,45 por ciento más respecto a la cantidad de IPP entre 2013 y 2012. Son 63 IPP más. En nuestro Departamento judicial, en el fuero de responsabilidad penal juvenil, en cuanto a los delitos de amenazas a menores hubo 20 IPP más en daño u otras tantas. Ahí ya casi llegamos al número de 63. Si hago un comparativo de robos por uso de arma, disminuyó. Si uno tira el porcentaje crudo es difícil de digerir. Cuando hablamos de 63 causas más, por ahí tiene una explicación de delitos no tan graves. El año pasado hemos tenido homicidios en los cuales han participado menores. En el global de los números el crecimiento lo dan el daño y las amenazas.

D: -Pero el crecimiento también se da de en el periodo 2011 a 2012, viene desde hace tiempo.

M: - Con el tema que decrezca la cantidad de IPP por año, no nos engañemos, que no es algo que por ahí rompa la tendencia. Puede haber un año que baje 400 IPP, pero eso no significa que baje el delito en Junín. Para mi no son variables a tener en cuenta.

D: -Las causas por drogas también aumentaron, ¿eso tiene que ver por un incremento del trabajo de los fiscales, la policía o porque hay mayor consumo?

M: -El aumento de las IPP tiene que ver con que hay por ahí una mayor cantidad de tareas y procedimientos iniciados por los fiscales, pero también obedece a que se ven más bocas de expendio de drogas en los barrios, siempre ateniéndonos a lo que es el menudeo y no el fraccionamiento para la comercialización que eso entra dentro de lo que es el narcotráfico y es un delito federal. Pero nosotros trabajamos para tratar de sacar la droga de la calle.

D: -¿Entonces creció la cantidad de droga que circula?

M: -Podemos decir que hay más bocas de expendio, que es lo que la gente denuncia. Y los vecinos denuncian lo que ven, y lo que ven es la venta de drogas en la calle, el kiosquito.

D: -¿Y por qué se da el incremento?

M: -Tiene que ver con que actualmente es una forma muy fácil de conseguir dinero.

D: -Ello concuerda con las voces que denuncian que la violencia en los barrios se da por la falta de inclusión social.

M: -Sí, es así. Todo está relacionado. Un chico que está en conflicto, puede drogarse y consumir estupefacientes y a los conflictos tienden a ser más graves.

D- En cuanto a las investigaciones por drogas, hubo críticas desde la Justicia Federal porque a veces desde la justicia provincial se “avanzó más de la cuenta” en algunas investigaciones y ello luego terminaba con incompatibilidades en los procedimientos que anulaban toda la causa.

M: -Nosotros, a partir de las investigaciones que se están realizando, podemos llegar a un escalón más arriba de lo que es el menudeo y muchas veces se pone en conocimiento a la Justicia Federal y esta entiende que todavía no hay elementos como para definir la competencia. Y muchas veces también sucede que hacer este corte en la investigación puede atentar contra el resultado final de la investigación.
A veces es toda una conducta, con un grupo de personas que se dedican a distintas fases en la comercialización de estupefacientes es muy difícil dar un corte en la investigación y decir esto sí lo investigamos, esto no, va para la Justicia Federal.
Lo que hacemos es tratarnos de adaptarnos en el procedimiento de estos casos. No podemos destinarlo a la Justicia Federal. Tratamos de adaptarnos nosotros y después destinarlo a la Justicia Federal. Después será una cuestión del juez decretar la nulidad de un procedimiento hecho por jueces de la Provincia.
Hay un procedimiento controlado por los jueces de garantías, no es que la fiscalía hace lo que quiere.
Después si la Justicia Federal entiende que hay algo que está mal hecho por parte de la Justicia de la Provincia es una cuestión de juez con juez, no es de la fiscalía.
Uno hace porque tenemos el deber de hacer. Nunca voy a anteponer un conflicto de competencia frente al éxito de la investigación. Eso es una directiva mía para las investigaciones de estupefacientes. Nunca anteponer el resultado negativo de una investigación por decir “esto no me corresponde”. Eso sería una locura.
Obviamente con el marco jurídico de un juez que controla todo lo que hacemos. Si hay que declinar se declina. Pretendemos también que en la Justicia Federal nuestros procedimientos tengan validez porque son procedimientos hechos con el aval de un juez. Es muy difícil dar un corte a veces, decir esto es lo mío, esto es de la Justicia Federal.
No estamos para andar haciendo ese tipo de planteos estando los dos en la misma vereda.

D: - ¿Cree que hay el compromiso político necesario para sacar la droga de la calle?

M: -No digo que no esté el compromiso porque es un tema que nos preocupa a todos pero siempre creo que se puede hacer algo más por parte de todos. En este tema creo que todos tenemos que hacer más. Nuestra tarea es luchar contra el campo del menudeo, falta información , educación al nivel de las escuelas.
En el Hospital Fernández, la mayor cantidad de chicos intoxicados van por alcohol y pastillas, no por paco, cocaína y mucho menos marihuana. Por ahí son drogas con venta libre. El alcohol mezclado con drogas que tendrían que tener prescripciones y que hoy son de muy fácil acceso comercialmente. Los psicotrópicos, barbitúricos, es de fácil adquisición y es un frente que habría que atacar.
Coincido con Berni en que es más preocupante que cualquier tipo de droga por el resultado q produce por la fácil adquisición. Yo creo que en esto nos debemos todos un debate un poco mas importante por el tema de las droguerías, el alcohol, me parece que también es una cuestión educacional, es terrible, parecería que hoy la única manera en que uno se divierte es tomando alcohol.

D: -Muchos conflictos que terminan con lesiones se dan en la noche. En los últimos días hubo al menos tres casos que resultaron de peleas en un boliche o un encuentro nocturno.

M: -Como conducta delictual, eso ya sería una materia de prevención, a mi no me gusta meterme en materia de prewvención porque acá hay ordenanzas municipales vigentes, la policía tiene sus propios procedimientos montados para nocturnidad, hay un montón de actores que son los responsables directos de que sean evitables ese tipo de conductas
Yo no tengo la solución a eso porque estaría hablando de algo que no me corresponde. Los fiscales al final son los que tienen que terminar investigando los delitos generados por eso. Acá en la Provincia se intentaron muchas cosas, el horario del cierre de los boliches, la estrictez también de la Provincia con el tema de la venta de alcohol a menores. Después dentro de los boliches es un poco terreno de nadie es difícil salir a dar una solución desde mi lado a eso. No es una buena mezcla lo que está sucediendo.

D: -En los últimos días hubo varios hechos de peleas entre amigos, conocidos o en ámbitos sociales que terminaron con herido de gravedad, incluso la muerte. Hablando con los colegas de otros Departamentos Judiciales, ¿qué impresión tiene sobre lo que ocurre en Junín con la violencia?

M: -Lo que puedo contar es generalizado. Nosotros en Junín estamos mucho más encima de cada uno de los hechos de lo que pueden estar otros colegas de otros departamentos que por ahí pueden estar más desbordados por la cantidad de magnitudes y la cualidad de los hechos que suceden. Es absolutamente general lo que ocurre con la violencia, el problema de las motos, los robos calificados, el hurto automotor.
La nocturnidad es un tema de toda la provincia, en nuestro Departamento Judicial de Junín y otros partidos. En Chacabuco han tenido episodios importantes a la salida de los boliches, no es una cuestión propia local, a veces uno piensa que todas las cosas pasan acá y no es así. Respondemos a la generalidad, no somos una isla aparte. Tenemos hechos que uno puede considerar, que han sido notorios y han marcado bisagras.
Desde marzo del año pasado, con todo lo que sucedió, uno puede pensar que no son propios de ninguna ciudad. En cuanto al resto de la generalidad de los hechos, respondemos a la misma problemática provincial. De eso no me cabe duda.

D:- También hubo un incremento de los “delitos contra la integridad sexual”. Justamente esta semana que pasó se conoció el caso del enfermero que habría abusado de una jubilada.

M: -Yo diría que en los departamentos del interior, los delitos de integridad sexual generalmente responden a los abusos intrafamiliares, o en el marco de un contexto vincular, padres, padrastros, abuelos tíos o vecinos. Ese el abuso que nos dan las cifras a nosotros.
Hechos como el del enfermero son los que más escapan a la regla familiar. El abuso intrafamiliar es el que está provocando el aumento de ese tipo de delitos.
El hecho del enfermero yo lo colocaría más en un hecho aislado y no en una tendencia, sí repito que el número de abusos sexuales o delitos contra la integridad sexual se da en el marco intrafamiliar.

D:- Llama la atención también la cantidad de hurtos de automotores que hubo el año pasado, ¿por qué esa alza?

M: -Las motos son la mercancía fácil de comerciar, de fácil acceso y fácil comercio. Siempre hay un rubro que se destaca. En Junín no se da respecto a automotores, se da en las motos.

D: -¿Cree que tras el decreto de la emergencia en seguridad y el anuncio del Comando de Prevención Comunitaria que incluirá a Junín será más fácil combatir el delito?

M: -Entiendo que lo que se trata de retomar, incluso hablando con el ministro de Seguridad Alejandro Granados, es el antiguo Comando de Patrullas que a partir de los cambios que hubo en la policía terminaron siendo absorbidos por las jefaturas distritales, quedando el esquema de cuadrículas que es el vigente actualmente. Yo era fiscal de instrucción en ese momento y de mi experiencia puedo decir que eran muy efectivos en cuanto al estar muy encima del hecho y lograr la aprehensión en flagrancia y cuasi flagrancia de los delincuentes. Me parece que es positivo.

D: -Muchas veces se pone en la mira a los fiscales o los jueces porque los delincuentes, muchas veces con varias entradas en la comisaría “entran por una puerta y salen por la otra”, ¿cree que es necesaria una reforma en los procedimientos o en el código penal?

M: -Todos los delitos cometidos en los que se logra una aprehensión, si corresponde una detención, el fiscal la pide. En eso no hay duda ni margen. La detención es una medida que corresponde al juez. Muchas veces se efectiviza y después termina en libertad por una excarcelación o morigerada en una prisión preventiva.
Yo no puedo decir que la fiscalía, a mi parecer como órgano requirente y acusador respecto de esto, tiene una visión diferente a la que tiene un juez que es la contraparte. La ley está, los mecanismos utilizados por los jueces están.
Cuando estamos en desacuerdo presentamos incluso los recursos de casación. El mecanismo legal existe. Y pensar que todas esas personas que vayan a quedar en libertad puedan llegar a reincidir y no pensar que son personas que han tenido un beneficio y que no han vuelto a delinquir pese a estar en libertad es una evaluación que habría que hacer.
A mí me gustaría que las personas de las que se ha pedido la detención y que corresponda por los demás requerimientos legales que permanezcan detenidas, desde ya. Ese es nuestro rol, la detención es pedida por el fiscal, sino el juez no la puede decretar por sí solo. No me gustaría entrar en polémica con los jueces porque ellos resuelven conforme a la ley y nosotros también. “A mí me gustaría que las personas de las que se ha pedido la detención y que corresponda por los demás requerimientos legales que permanezcan detenidas.”

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-564814
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.