Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es martes 17 de octubre de 2017 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

LOCAL

Arrostito: “El servicio siempre se restablece lo más rápidamente posible”
El jefe de la Oficina Técnica de la Clyfer, ingeniero Fabián Arrostito, informó sobre los trabajos realizados a partir del sábado, que aún no han terminado.

10/4/2014 | 20:19

La Cooperativa de Luz y Fuerza Eléctrica de Rojas se vio abarrotada de trabajo durante el último fin de semana debido a los múltiples daños que en todas partes, tanto en zona urbana como rural, provocó la fuerte tormenta que involucró a la región.

El jefe de la Oficina Técnica de la Clyfer, ingeniero Fabián Arrostito, informó sobre los trabajos realizados a partir del sábado, que aún no han terminado.

“Tuvimos problemas en gran parte de las líneas rurales, y también en la ciudad, porque se cortó el alimentador N° 5, cerca del hospital, y quedó media ciudad sin energía. El alimentador N° 3, de Rafael Obligado, también estuvo fuera de servicio porque había ramas sobre los cables. En el sector de La Beba y Sol de Mayo también hubo cables cortados, como así palos en el piso. La parte de Bertone estuvo con baja tensión, y Carabelas también quedó sin servicio, que se restableció ni bien se pudo”, informó Arrostito.
En el mismo sentido, detalló que “hubo muchísimos inconvenientes en acometidas cortadas por las ramas. Se necesita poda, evidentemente. La Municipalidad trabajó muy bien el año pasado, pero este año falta que hagan algo similar, un replanteo de lo que queda. Hubo un árbol que cayó sobre el preensamblado en barrio Belgrano, con lo cual se cayeron los conductores y se cortaron los fusibles. Esto fue hasta el sábado”.

Informó que “nosotros, por normativa de seguridad, no podemos trabajar cuando hay tormenta eléctrica. Hay un riesgo muy alto para la vida humana; y cuando hay lluvia torrencial, es mejor no hacerlo. Hay una cuestión lógica de seguridad, porque hablamos de 13.200 voltios, y si bien el agua de lluvia no es tan conductora, peligro siempre hay”. No obstante, sostuvo que “ni bien pudimos fuimos restableciendo el servicio. Hubo unas veinticuatro personas trabajando en el tema, hasta la gente de conexión se puso a trabajar acá, con las tres grúas y camionetas. Tuvimos que hacer horas extras, es decir, fue un costo importante para la cooperativa. Hubo varias en los últimos tiempos, pero ésta fue la peor”.
“La realidad es que a los usuarios rurales se les puede restablecer el servicio, pero siempre y cuando no haya inconvenientes para entrar. A muchos se les restablece en una o dos horas, pero todo depende de la situación particular. Lo que se hace es dar el servicio lo más rápidamente posible, siempre y cuando podamos llegar. En el caso de Sartori, por ejemplo, tuvimos que pedirle permiso a un vecino para pisarle el maíz que tiene sembrado, porque desde la calle fue imposible acceder ya que hay un zanjón que estaba anegado. Ahí, ni con escalera ni con grúa”, añadió.

Con respecto al costo económico que estos desastres tienen para la cooperativa, sostuvo que “no se recupera, y además, es un doble costo. Nosotros usamos horas extras, personal, vehículos, combustible, muchas veces para dar una solución provisoria. No se puede plantar una columna de cemento en un lugar lleno de agua, no hay base. Entonces, paramos el palo como está, y lo dejamos provisorio hasta que se seque y poder plantar la columna. Y a veces ni siquiera llegamos a la solución definitiva porque llega otra tormenta antes. No damos abasto con este régimen de tormentas, es una realidad”.

La Clyfer cuenta con 750 kilómetros de líneas rurales, una extensión muy grande que exige mantenimiento permanente y origina grandes esfuerzos y gastos en épocas de inclemencias climáticas serias. “Hemos trabajado mucho. Gracias a eso ya tenemos líneas soportados casi en su totalidad con columnas de cemento, que no tuvieron problemas. Por ejemplo la de Pescadores, o la de la ruta 30, que se hizo con una de las cuotas de capital. Lo mismo la que va a La Pampa, donde quedarán veinte palos para cambiar en toda la línea. Estamos hciendo rígido el vínculo, más allá de que siempre habrá mantenimiento que hacer. Pero la idea es ir mejorando, aunque también es una realidad que a medida que mejoramos las líneas, las tormentas vienen cada vez más fuertes”.

“Yo agradezco a los vecinos que nos tienen paciencia, y quiero que sepan que estamos haciendo todo lo posible para hacer las cosas bien”, finalizó diciendo.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.