Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es miércoles 26 de abril de 2017  
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

REGION-PROVINCIA

Panorama político bonaerense por Andrés Lavaselli
Macri con Scioli, Massa con Scioli y ambos con Barrionuevo: el vértigo de contactos de la última semana entre dirigentes que utilizan la Costa como escenario de instalación, sumado a la profusión de lanzamientos informales de dirigentes K que, de repente, optaron por “revelar” que podrían ser candidatos en 2015, dejó claro que los tiempos de la política argentina parecen definitivamente acelerados.

20/1/2014 | 08:51
(Por Andrés Lavaselli alavaselli@dib.com.ar).- Macri con Scioli, Massa con Scioli y ambos con Barrionuevo: el vértigo de contactos de la última semana entre dirigentes que utilizan la Costa como escenario de instalación, sumado a la profusión de lanzamientos informales de dirigentes K que, de repente, optaron por “revelar” que podrían ser candidatos en 2015, dejó claro que los tiempos de la política argentina parecen definitivamente acelerados.

Aunque esos encuentros muchas veces obedecen a una lógica informal, alejada de la estrategia, a nadie se le escapa que se dan en el marco de una orden que parece generalizada en todos los campamentos partidarios: aprovechar el escenario del verano para apurar todo lo posible, para mejorar el nivel de visibilidad y la instalación de los posibles candidatos, antes de que Brasil 2014 se robe la atención del gran público, algo que ocurrirá bastante antes de que empiece a rodar la pelota.

Por eso, más allá de que hayan estado planificadas o no, ninguno se negó a la imagen de alto impacto: Scioli aceptó la foto con Massa (y viceversa) en el ágape que organizó Luis Barrionuevo para inaugurar la sala de juegos del Hotel Sasso que, dato central de los balances de poder internos de este momento, le habilitó la Provincia luego de años de resistencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que no olvida que en algún momento fue blanco de los huevazos de los seguidores del gastronómico.

Macri y el gobernador tampoco esquivaron el flash, que en este caso retrató un cruce entre ambos producido ayer mismo en el Hotel Provincial, cuando Macri, que gira por la Costa para apuntalar la construcción de la candidatura bonaerense de la vicejefa de Gobierno porteña, María Eugenia Vidal, se cruzó con Scioli, que en verano “vive” en la ciudad feliz por los mismos motivos pre electorales, que en esta temporada, claro, aparecen reforzados.

Un dato en el que quizá haya que reparar: en el inicio de 2012, una foto de verano similar con Macri le costó a Scioli un descenso a los infiernos del kirchnerismo, que incluyó el pago en cuotas del medio aguinaldo de ese año. Ahora, un contacto con el mismo actor político y otro con el vencedor del oficialismo en octubre no levantó ninguna ola de repudio, al menos por ahora. Y eso que, entonces como ahora, CFK estaba alejada del escenario público tras sufrir problemas de salud.

Aunque probablemente el contexto económico tenga demasiada ocupada a la Casa Rosada, allí también tomaron nota de estos movimientos y la respuesta no tardó en llegar: los anuncios públicos de Aníbal Fernández y Florencio Randazzo sobre la posibilidad de asumir candidaturas y los movimientos más sigilosos de Julián Domínguez en el mismo sentido forman, en su proliferación, un caso típico a esta altura de contrarréplica preventiva a los movimientos del Gobernador que puede extenderse a Massa.

Ese florecimiento de postulaciones es tal que abarcó también a los postulantes a gobernador, un rubro en el que destacan por ahora dos actores acaso inesperados: el ex candidato Martín Insaurralde, ya definitivamente sumado a la troupe de Scioli (de allí la necesidad de reforzar, como hizo en estos días, su “fe” kirchnerista) y el vicegobernador Gabriel Mariotto, que hace base en una página de noticias propia para sumar voces que respalden sus intenciones.

Pero Scioli parece no haber limitado la movida a esas fotos: en los últimos siete días, algunas de sus espadas políticas –entre ellas destaca el jefe de Gabinete, Alberto Pérez-, han sido más explícitas que nunca respecto de las intenciones presidenciales del gobernador. Además, ya se habla de crear sub bloques sciolistas en los concejos deliberantes, una movida complementada con el refuerzo de la expansión hacia otras provincias que manejan Santiago Montoya, José Scioli, un tándem al que se sumará Eduardo Camaño.

Massa, por su parte, reforzará sus intentos de “hacer agenda” con un recurso que hasta ahora le dio resultados dispares: la anticipación de proyectos legislativos, nacionales y provinciales, sobre cuestiones espinosas de ambos niveles de la gestión. Es un paso obligado para un dirigente que, más allá de los contactos y las fotos de ocasión, necesita que el Congreso funcione para que los reflectores de la opinión pública se posen con mayor facilidad sobre él.

FALTAZO

Tal vez a la relativa calma del kirchnerismo ortodoxo ante las movidas de Scioli se explique en parte por la negativa del gobernador a sumarse al mitin gremial promovido por Barrionuevo junto a Hugo Moyano. Lo cierto es que, aunque con la prudencia propia de candidatos que no desdeñan del todo ninguna posible alianza, tanto el gobernador como Massa tienen sus propios motivos para ausentarse. El más evidente, tal vez, sea la mala imagen pública de esos líderes sindicales.

Pero hay otro motivos, subterráneos. Ambos dirigentes, peronistas al fin, olfatearon en la movida un intento de comenzar a trabajar una reinstalación del sindicalismo como polo activo de la política peronista a la manera de la CGT que, comandad por Lorenzo Miguel, llevaba la batuta hasta que la renovación de los años ´80 revirtió las cosas y devolvió a la política el control del PJ. Aunque un contexto de inflación creciente y dólar a casi 12 pesos facilitaba la foto institucionalista de “consenso con los trabajadores”, Scioli y Massa no quieren saber nada con ceder iniciativa.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-564814
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.