Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es martes 24 de octubre de 2017 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

REGION-PROVINCIA

 

Condenaron a un padrastro por abusar de una menor de edad

1/10/2013 | 11:07



PERGAMNINO - El Tribunal en lo Criminal Nº 1 condenó la semana pasada a tres años de prisión en suspenso a un hombre que durante tres años abusó de su hijastra y como consecuencia de ello la adolescente quedó embarazada.

El Cuerpo, integrado en este caso por los jueces Guillermo Burrone, Miguel Angel Gaspari y Gloria Aboud, encontró al padrastro de la menor, que al momento de quedar embarazada tenía unos 15 años, responsable del delito de abuso sexual simple, agravado por la condición de guardador y aprovechando la situación de convivencia preexistente y deso-bediencia, ambos en concurso real y condenaron a tres años de prisión. Sin embargo la condena es de ejecución condicional, debiendo como regla de conducta para los próximos dos años someterse al control del Patronato de Liberados y no tener contacto alguno por cualquier vía con la joven.
La agente fiscal doctora Karina Póllice y el instructor judicial Nelson Mastorchio de la UFI Nº 4, a cargo de la acusación, señalaron durante los alegatos que la menor convivió junto a sus dos hermanos con el imputado, pareja de su madre, desde que ella tenía dos años y afirmó, que el abusador estuvo a cargo de su guarda y educación desde ese momento y que de este modo creó un vínculo con la niña del cual se aprovechó para abusarla sexualmente desde los 12 años, hasta los quince, momento en el cual quedó embarazada. Más tarde, el cotejo de las muestras de ADN confirmó la paternidad del imputado sobre el hijo de la menor concebido en el embarazo.
Entre los argumentos de la acusación, la fiscal se basó en la versión expresada por la menor en la Cámara Gessell, donde manifestó que comenzó a convivir con el hombre desde los dos años y que éste le daba todos los gustos. También señaló que siendo chica, empezó a hablarle del tema, para luego manosearla cuando la menor tenía aproximadamente once años y que a los doce empezó a tener encuentros íntimos que se reiteraron cuando su madre no estaba en el domicilio.
La fiscal atribuyó la ocurrencia del hecho a la deficitaria función materna, señalando que la única contención que encontró la menor fue con el padrastro y que existió entre ellos un lazo amoroso, sin violencia ni intimidación, pero del cual se aprovechó el encausado para lograr el acceso carnal.
Por su parte, el abogado defensor Rodolfo Migliaro, expuso que la joven convivió con su defendido por propia voluntad y a raíz de que su madre abandonó la vivienda tras efectuar la denuncia, momento en el que decidió quedarse junto al padrastro. La joven fue clara en relatar la pésima relación que tenía con su madre en todas las entrevistas a las que fue sometida e intentó restarle crédito a lo expresado por su progenitora. El letrado ofreció como prueba mensajes de texto telefónico que la joven le envió al imputado desde junio a septiembre de 2011 y dijo que la cantidad y contenido de tales mensajes no se compadecen con el cuadro de situación descrito por la denuncia de la madre y contradicen varios de los dichos de la joven expresados al momento de realizarse la Cámara Gessell.
Migliaro también basó la defensa en que el comienzo del acceso carnal tuvo lugar en tiempo próximo al embarazo y por ende después de cumplidos los trece años de la niña, por tal motivo, negó la existencia de abuso sexual por tratarse de una relación sexual consentida con persona mayor de 13 años. Por último reclamó, que no surgía del relato de la víctima ninguna imputación para su defendido y solicitó su absolución.

El Tribunal no pudo ubicar con certeza el acceso carnal por debajo de los trece años de la víctima.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.