Rojas, Buenos Aires, Argentina.
Hoy es martes 19 de septiembre de 2017 
Portada
Local
Región-Provincia
Argentina-Mundo
Deportes
Fallecimientos
Contacto
 

REGION-PROVINCIA

Discapacitados ya tienen sillas para entrar al mar
Son anfibias y se ofrecen gratis en la playa Popular de Mar del Plata

27/1/2013 | 19:01
LA PLATA - Chiny” es una mujer que, debido a su discapacidad, debe movilizarse en silla de ruedas. Nunca había podido ingresar al mar, y solo se contentaba con encontrar alguna playa que le permitiera bajar. Sin embargo, este año encontró no solo una playa a la que acceder, sino también meterse al mar entre las olas. Y asegura que ese hecho le cambió la vida.


Como ella, muchos otros discapacitados pudieron concretar su sueño, gracias a una iniciativa de un grupo de guardavidas de la Playa Popular de Mar del Plata, que le permite a las personas con discapacidades poder disfrutar de baños de mar en base a una infraestructura que incluye sillas anfibias.

Ricardo Colonna, presidente de la ONG que agrupa a los guardavidas, contó que “yo había viajado por España, donde vi este tipo de sillas y decidí adaptarlas al mar argentino, ya que el Mediterráneo no tiene tantas olas y la flotabilidad es diferente. Por eso las hicimos más pesadas, de aluminio, para que las personas disfruten de la ola, no sólo que floten, que disfruten de verdad”.

El sitio se encuentra en plena playa Popular, donde entre sombrillas, sillas y cientos de personas que disfrutan del mar, la ONG instaló un sector especial con sombra para personas con discapacidad, siete sillas anfibias que tienen un asiento bajo, tres ruedas de goma y un manubrio que permite el traslado por parte del personal capacitado.

La iniciativa es impulsada por 15 guardavidas que se especializan en utilización de sillas anfibias y en tratar con personas con discapacidad, “ ya que tienen que estar acompañadas por personal apto que también puede brindar primeros auxilios si fuera necesario”, explicó el guardavidas.

Mi locura es meterme en el mar -cuenta Chiny- a mí me cambió la vida. Además puedo venir con amigas y familiares. Para mí es una maravilla y confío plenamente en los muchachos. El otro día, por ejemplo, viví una experiencia hermosa, ingresamos a mar abierto con varias personas que me acompañaron nadando, yo arriba de la silla con un flotador, y hasta pedí que me sacaran y pude nadar un poco. El placer que yo siento en esta playa pública al ingresar al mar tendrían que poder sentirlo todas las personas con discapacidad, en forma gratuita y en todas la playas, porque yo misma, antes de descubrir las sillas anfibias, me conformaba con sentarme en la playa y que me trajeran agua de mar en un balde”.

“Estas historias se repiten en La Popular -señala Colonna- donde es indescriptible lo que vivimos. La gente se pone a llorar, y nosotros también nos emocionamos”.

Para María Tarillo, en tanto, directora de un hogar para jóvenes discapacitados, la tarea de los guardavidas es sumamente destacable, pero también estaría bueno tener bajadas adecuadas en las playas y contar con transporte adecuado para que la gente pueda llegar a las playas”.

 Publicar en Facebook    

 

 

HOY - Editorial Acontecer-
Director: Federico M. Silveira
Coronel Dorrego 584
Tel: 02475-433469 Cel: 02474-15-494827
Rojas, Buenos Aires, Argentina
EDICION N° 591
Registro DNA en trámite.
Desarrollo del sitio: El Portal SH 2012. Todos los derechos reservados.